El conocido como ‘efecto lunes’ ha vuelto al surtidor. La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha detectado en su último informe de supervisión del mercado de carburantes un abaratamiento de la gasolina y el gasóleo los lunes y los fines de semana.

Este descenso de precios puede ser de entre uno y dos céntimos en comparación con el resto de días y está motivado, según el regulador, en la reducción de los márgenes de distribución del sector. Las compañías vinculan el abaratamiento de sus productos a «criterios comerciales» ya que, explican fuentes empresariales, el lunes es el día que los conductores profesionales llenan sus depósitos.

El efecto lunes es un viejo conocido en el parque español de estaciones de servicio. Su origen se remonta a los últimos meses de 2012, cuando la extinta Comisión Nacional de la Energía acusó a las grandes petroleras de hacer coincidir la bajada de precios con el día en que Industria reportaba sus precios a Bruselas para la elaboración de la estadística comunitaria.

El regulador llegó a abrir una investigación para aclarar este fenómeno y ante las sospechas de concertación de precios entre los principales agentes del sector.

La investigación acabó en un cambio de la metodología de reporte de precios a la Comisión Europea en mayo de 2013. La principal variación fue que desde ese mes el ministerio reportaría el precio medio de la semana, y no el de un sólo día como se venía haciendo tradicionalmente.

Así, el efecto lunes desapareció hasta el pasado mes de febrero. «Se aprecia una continuidad en la tendencia, ya observada el mes anterior, consistente en la bajada de precios durante el fin de semana y lunes y subidas durante los días intermedios de la semana», indica el organismo presidido por José María Marín Quemada en el informe de marzo, publicado el jueves.

A pesar de estos toboganes entre semana, el precio de la gasolina y el del gasóleo están manteniendo comportamientos muy distintos en los últimos meses. El coste medio de un litro de gasolina 95 se mantiene en 1,42 euros, el nivel más alto desde el pasado mes de septiembre según los datos publicados por el Boletín Petrolero de la Unión Europea.

Este carburante cuesta en la actualidad un 1,4% más que a comienzos de año y un 2,2% más que en la misma semana del año pasado, cuando su precio se situaba por debajo del umbral de los 1,4 euros.

Por otro lado, el precio del gasóleo sigue en caída libre y se sitúa ya en 1,32 euros, un 2,2% menos que en el mes de enero.

En el escenario actual, llenar un vehículo de gasolina con un depósito medio de 55 litros de capacidad cuesta 78,4 euros, el mismo precio que hace una semana, frente a los 72,9 euros que requiere el llenado del depósito de un vehículo de gasóleo, 10 céntimos más.

Fuente: elmundo.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn