El XV Bi-Fuel ofrece la posibilidad de rodar con gasolina o gas indistintamente, lo que supone una gran ventaja en el ahorro de combustible, un 30% con respecto al diésel, y hasta un 45% más de autonomía sobre el gasolina. El XV Bi-Fuel 1.6 marca un consumo medio de 5,4 litros/100 km, mientras que en el 2.0 Lineartronic de 150 CV el consumo es de 5,5 litros/100 km.

El autogás (GLP, Gas Licuado de Petróleo) es el carburante alternativo más utilizado en el mundo, con más de 17 millones de vehículos que lo utilizan. En Europa, son 8 millones de coches los que emplean este carburante, lo que representa un 2% aproximado del parque. Según las estimaciones esta cifra subirá hasta el 10% en 2020. En España se prevé que el número de estaciones de suministro sea de 300 a finales de 2012, mientras que en 2013 serán ya de 450.

Las ventajas del autogás se encuentran en la reducción de las emisiones de NOx en un 68% con respecto al diésel. Las emisiones de CO2 son similares a los diésel y un 10% menores que las de un gasolina. Pero además, el precio del litro del autogás es un 56% menor que el de un litro de gasóleo

Subaru lleva ya tiempo ofreciendo la tecnología Bi-Fuel, donde el mismo motor del coche puede consumir un carburante (gasolina) u otro (autogás), en muchos países europeos con un considerable éxito.

Junto con estas dos nuevas versiones, en nuestro mercado también está disponible el Outback 2,5 Bi-Fuel desde el pasado mes de enero.

La gama del XV Bi-Fuel se ofrece desde 23.670 con el motor 1.6 de 114 CV y desde 29.670 con el motor 2.0 de 150 CV. El incremento con la versión convencional es de 2.670 euros.

Fuente: marcamotor.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn