El Ayuntamiento de Valladolid estudiará la incorporación de vehículos propulsados por gas licuado de petróleo o GLP a la flota de municipal de autobuses de Auvasa, algo que se contempla desde el pasado año, pero que aún no ha sido posible por la falta de un motor homologado para este tipo de automóviles.

Así lo ha explicado el alcalde, Óscar Puente, quien sí ha avanzado que “pronto” la flota de Auvasa contará con un autobús propulsado por GLP “de pruebas”, en función de cuyos resultados obtenidos se contemplará la opción de usar este combustible “interesante” por sus menores emisiones a la atmósfera.

Puente ha realizado estas declaraciones durante su visita este miércoles a ‘Espacio Michelin’ y ‘Autogás: ahorra y cuida el aire de tu ciudad’, de Repsol, instalados en la Plaza Mayor de Valladolid en el marco de la Semana de la Movilidad.

El regidor ha subrayado el desarrollo de vehículos con este carburante, que han pasado de limitarse a “pequeños utilitarios” para incorporar a su oferta furgonetas de transporte de gran tamaño, como las que pueden conocerse estos días en el ágora vallisoletana.

El primer edil también ha podido usar unas gafas especiales diseñadas para reproducir el efecto del alcohol y otras sustancias en la visión, a fin de concienciar sobre los riesgos de conducir bajo estos estados.

Fuente: 20minutos.es

 

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn