Cuidar el medio ambiente es cosa de todos y los vehículos motorizados son una de las causas responsables de la contaminación en las ciudades. Por eso Benavente acogió anteayer diez ejemplos de coches respetuosos con el número de emisiones de dióxido de carbono.

Se trata de una actividad incluida en la IV Semana Europea de la Movilidad que organiza la Concejalía de Seguridad Ciudadana y que contó con la colaboración de los concesionarios de la ciudad.

En pleno centro, los vehículos pudieron verse en la plaza de Santa María y los más interesados incluso se animaron a probarlos. En la exhibición hay cuatro coches más que el año pasado y, según explican los comerciales de los concesionarios, el interés por este tipo de coches es cada vez mayor, especialmente entre la población joven «que están más abiertos a probar cosas nuevas», así como las empresas que viven del transporte.

Como ejemplo, una empresa de paquetería que opera en Benavente afirmó que en cada viaje ahorra hasta 50 euros usando el combustible Autogas (GLP), que consiste en un vehículo bifuel surtido de gasolina y gas. Según explica el responsable de Repsol en la tarde de ayer, José Antonio García, «tiene un doble circuito y el distribuidor reparte los cilindros. Arranca en gasolina, pero después pasa automáticamente al gas, con el que se pueden recorrer cerca de 350 kilómetros con un depósito de 37 litros de esta mezcla de propano y butano». A continuación especifica que el conductor también puede elegir manualmente qué combustible usar y recalca que entre León, Zamora, Salamanca y Valladolid suman siete puntos de recarga.

Uno de los encargados del depósito de recarga en Benavente asegura que en los últimos tres años la demanda «ha aumentado muchísimo» y reconoce que no es posible establecer un perfil de usuario porque hay de todas las edades y de todas las posiciones económicas.

Los coches eléctricos también suscitaron el interés de la gente, que pudieron comprobar la similitud con otros vehículos convencionales. También estaba el Ecoboost, un motor con un sistema de parada automática y, por último, no faltaron multitud de ejemplos que reflejan el avance en el mundo del motor para emitir menos dióxido de carbono.

José Vidales, policía local encargado de organizar las actividades de esta semana, afirma que hace cuatro años apenas se podía hablar de bajas emisiones por un bajo coste, algo que con el paso del tiempo se ha conseguido.

Fuente: laopiniondezamora.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn