Y es que es evidente que según dónde y a quién se pregunta las respuestas variarán. Porque no es lo mismo vivir en una gran urbe que en una localidad con distancias más ‘cómodas’ de transitar a pie. Igual que no lo es trabajar a cinco minutos de casa que hacerlo a varios kilómetros de distancia…

Pero el informe sirve para hacerse una ligera idea de lo que pasa por la cabeza de los españoles en algunas tendencias de mucha actualidad. El coche sigue siendo el medio de transporte más utilizado para los desplazamientos habituales, después llegar el ‘a pie’ o el autobús. Los madrileños, por ejemplo, prefieren el metro (60%), seguido del coche…

Las razones para elegir un medio u otro de transporte son, en orden, la comodidad, el no disponer de un medio alternativo, el ahorro y el motivo ecológico, que gana fuerza en el estudio realizado este año.

Según el estudio de Alphabet, el 59% de los encuestados está en contra de restringir el tráfico en las ciudades. Al 41% le parece bien. Otras medidas con respaldo social sería sancionar a los vehículos más contaminantes, (37,5%) o prohibir el estacionamiento en el interior de las ciudades (19%).

Respecto a las motorizaciones, el 42% de los españoles elegiría un coche gasolina, mientras que un 30% compraría un eléctrico. La principal barrera entre unas y otras tecnologías es el coche fundamentalmente.

Los coches eléctricos

El eléctrico, según el estudio, goza de buena reputación entre los conductores: el 67% lo considera “solución ideal” para moverse por ciudad y al 83% le gustaría conducirlo en sus desplazamientos habituales. Luego es que lo compren o no, ya que frente a los beneficios que los usuarios encuentran en esta tecnología, destacan también importantes barreras: su coste, la escasa red de recarga y la poca autonomía.

Respecto a las tendencias de movilidad que marcarán el futuro, casi el 60% de la población destaca el ‘pago por uso’ como una de las opciones que se impondrán en el futuro.

Fuente: lacomunidaddeltaller.es