El plan de incentivo a la compra del coche nuevo (PIVE) del Gobierno, que arrancó el pasado 1 de octubre con un fondo de 75 millones de euros, sigue despertando interés en los consumidores, y a diferencia del primer mes, las ayudas durante el mes de noviembre sí están llegando, aunque su volumen aún es pequeño. Por ahora, los concesionarios han elevado 31.321 reservas al programa de ayuda, pero sólo 9.933 operaciones han recibido la ayuda del Gobierno de los 1.000 euros por adquirir un coche nuevo, según datos de la evolución del PIVE a los que ha tenido acceso este periódico.

En este sentido, el Gobierno ha desembolsado los primeros 9,993 millones del plan de ayuda (teniendo en cuenta que por cada solicitud de ayuda validada se asignan 1.000 euros de los 75 millones disponibles). Así, el reloj del PIVE (seis meses) está avanzando más rápido que el reparto de los fondos públicos, es decir, ha transcurrido un 30,93% del periodo y sólo se ha consumido un 14,40% de la ayuda total pública.

La burocracia en el proceso (los concesionarios tienen que presentar la documentación en papel) hacen que se apilen miles de expendientes en el IDAE, el organismo encargado de la validación de los expedientes, pendientes de su visto bueno para ser abonados. En estos dos meses, el IDAE ha recibido 16.438 solicitudes en firme listas para ser registradas y escaneadas. De éstas, ha evaluado 12.597, ha dado el visto bueno a 10.800 y 9.933 se han abonado, o al menos, se ha iniciado el proceso de pago por transferencia bancaria.

Tras las primeras semanas del PIVE, sin apenas cerrar una operación (sí hubo actividad comercial entre las marcas), noviembre ha sido capaz de darle un buen impulso al plan: las primeras 5.000 operaciones pasaron el filtro del Idae (validadas) en la primera quincena de noviembre, y la barrera de los 10.000 se rebasó a finales de la pasada semana.

Otro dato interesante que deja este segundo mes del PIVE es el aumento de concesionarios activos: existen 2.562 puntos de venta que cuentan con la aplicación necesaria, y de estos 1.520 han realizado alguna operación de venta válida (en el primer mes, ésta última cifra ascendía a 97 puntos de venta).

Reto: recuperación de la demanda

Este tipo de planes y ayudas públicas a la adquisición de coches nuevos persigue, según la industria y el Gobierno, recuperar la demanda latente. Los Planes Renove (94-95) y Prever (97-2007), que suponían una reducción del impuesto de matriculación; el Plan 2000E (jun-2009-jun 2010), basado en un subvención directa; el Plan VIVE (septiembre de 2008 a junio 2009), subvención para la reducción del tipo de interés en la financiación del vehículo… Todos, en sus distintas versiones y fórmulas, han conseguido impactos positivos en la demanda, según datos del sector.

Fuente: faconauto.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn