Tras la exitosa introducción del Gas Natural Comprimido (GNC) en los modelos León y Mii, Seat continúa su apuesta por este combustible presentando el nuevo Ibiza 1.0 TGI.

El gas natural comprimido es una alternativa ecológica entre los sistemas tradicionales y el motor eléctrico, siendo un combustible limpio y eficiente, con unas emisiones un 85% menores de óxido de nitrógeno que un motor diésel y con unas emisiones de CO2 un 25% menos que las de un motor de gasolina.

El Ibiza 1.0 TGI se fabrica en la misma línea de producción que el resto de la gama y ha sido sometido a idénticas normas de prueba, homologación y control de calidad, contando por tanto con la total garantía de SEAT y las cualidades de la nueva gama Ibiza en cuanto a seguridad, conectividad, diseño, confort, precisión y calidad de rodadura.

El Ibiza 1.0 TGI dispone de tres depósitos, uno para la gasolina y dos para el GNC. Debido a que su motor funciona perfectamente con ambos combustibles, permite una autonomía global de casi 1.200 kilómetros (390 con GNC), con unas emisiones de CO2 de tan solo 88 g/km. Ninguna otra tecnología se aproxima al Ibiza 1.0 TGI en términos de autonomía de combustible. Y en comparación con los vehículos eléctricos, el conductor nunca tiene que preocuparse por quedarse sin batería ni combustible, con un coste de mantenimiento bajo gracias al menor precio de GNC.

Fuente: laregion.es

 

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn