El Ayuntamiento de Santa Cruz redactará un nuevo plan de movilidad para implantar en el municipio chicharrero medidas similares a las del proyecto de Madrid Central, cuyo objetivo principal será limitar el tráfico en la ciudad para reducir las emisiones contaminantes. Entre las líneas estratégicas que guiarán la elaboración de este plan se encuentran la promoción de la movilidad peatonal, a través de la peatonalización de vías y de restricciones al tráfico, y una nueva política de aparcamiento, con el establecimiento de zonas de parking en las afueras del centro de la capital.

El concejal responsable del área de Seguridad, Movilidad y Medio Ambiente, el socialista Florentino Guzmán Plasencia, ha solicitado ya la creación de un servicio específico de movilidad dentro del Ayuntamiento que asuma, entre otras materias, la elaboración del citado plan, “pues el existente fue aprobado en 2014 y debe ser actualizado, para adaptarlo a la realidad actual”. Dicho servicio, apunta el edil, deberá estar formado por personal cualificado y especializado en movilidad.

El socialista Florentino Guzmán Plasencia anuncia que a partir del mes de septiembre se retomarán las reuniones en su área para activar la creación de este servicio específico y para empezar a organizar la elaboración del que será el futuro plan de movilidad de Santa Cruz de Tenerife, inspirado en el proyecto de Madrid Central.

Peatonalización. La promoción de la movilidad peatonal en la capital tinerfeña será una de las líneas estratégicas del futuro plan de Santa Cruz Central. La intención del nuevo grupo de gobierno local, formado por el Partido Socialista y Ciudadanos, es fomentar la peatonalización de calles y vías, y llevar a cabo restricciones del tráfico.

Accesibilidad. El Ayuntamiento quiere mejorar la accesibilidad en todo el municipio, eliminando las barreras existentes, por lo que también este será un objetivo prioritario en el plan.

Caminos escolares. El futuro documento incluirá la implantación en Santa Cruz de Tenerife de los denominados caminos escolares, con el fin de que “los niños puedan ir caminando hasta sus centros de estudio con total seguridad y sin que sus padres tengan que trasladarlos en coche”.

Aparcamientos. Se establecerá una nueva política de aparcamiento en la capital chicharrera, estableciendo intercambiadores y zonas de estacionamiento en las afueras de la ciudad. Para ello, se fomentará también el uso del transporte público, mediante el sistema conocido como lanzaderas.

Uso compartido del coche. El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través del futuro plan de movilidad, también llevará a cabo medidas para promocionar el uso compartido del automóvil para acceder a la ciudad.

Reordenación y diseño urbano. El nuevo documento incluirá la reordenación y diseño urbano para limitar el tráfico en el municipio, sobre todo en el centro de la ciudad. Por ejemplo, se establecerán medidas de restricción del tráfico al casco histórico.

Fuente: eldia.es