Repsol ha llegado a diferentes acuerdos con fabricantes de vehículos y redes de talleres para fomentar el uso del AutoGas en el sector de la automoción. Es el caso de los convenios firmados con el Grupo Fiat y Suzuki en 2013, o el suscrito en 2014 con Opel, que están orientados a potenciar la oferta de automóviles con este combustible alternativo, así como incentivar la información al cliente final en las redes de concesionarios.

Al mencionado ahorro de al menos un 40 % en el repostaje respecto a los carburantes convencionales, se suman las ayudas públicas disponibles como los planes PIVE y PIMA Aire, destinados a la renovación del parque automovilístico con vehículos eficientes y de bajas emisiones, lo que constituye un aliciente adicional para los clientes que apuestan por el AutoGas.

Junto a las políticas estatales que incentivan el uso de vehículos con carburantes alternativos, el AutoGas destaca por sus ventajas medioambientales lo que hace que empiece a ser tomado en consideración por las administraciones públicas, ayuntamientos y comunidades autónomas. Esto lo demuestran los numerosos convenios que Repsol ha firmado con los ayuntamientos de Madrid, Barcelona, Coruña, Vitoria, Valladolid, Toledo o Málaga, entre otros, de cara a promover el uso del GLP en flotas públicas y privadas.

En alguna de estas corporaciones locales ya se bonifica la cuota del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica para los vehículos de GLP, además de tener en estudio la aplicación de posibles reducciones de las tasas de aparcamiento a vehículos eficientes y de bajas emisiones, como los que usan AutoGas.

El interés de las administraciones públicas por el GLP de automoción no se limita a incentivar su uso en el transporte público o entre los usuarios privados, ya sean particulares o empresas. También comienzan a introducir este carburante alternativo en sus propias flotas municipales de vehículos, por ejemplo, en los automóviles utilizados por la policía local o las empresas concesionarias de limpiezas.

El AutoGas, además de ser una alternativa real, es también un opción disponible para un amplio segmento de usuarios, ya sean particulares, comerciales, industriales o de servicios públicos, gracias al esfuerzo de operadores como Repsol que lidera la apertura de puntos de repostaje en el mercado español.

Fuente: elcorreo.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn