La automovilística japonesa Suzuki y la petrolera Repsol han firmado un acuerdo para impulsar la utilización de Gas Licuado del Petróleo (GLP) en España, también denominado AutoGas. El acuerdo, firmado por el director ejecutivo de GLP de Repsol, José Manuel Gallego, y el presidente de Suzuki Motor Ibérica, Shigeo Katsuki, trata de promover la venta de vehículos AutoGas (GLP para automoción) e impulsar el consumo de este combustible alternativo en España.

La marca nipona y la compañía energética cooperarán en I+D+i para mejorar el desarrollo tecnológico de estos vehículos, y colaborarán en la comercialización de la amplia gama de automóviles del fabricante con motores alimentados con gasolina y AutoGas. El acuerdo, además, contempla la posibilidad de adaptar los vehículos a gasolina en los talleres oficiales de Suzuki.

“Este acuerdo refuerza nuestro compromiso para que el desarrollo del AutoGas alcance en España las cotas de crecimiento que ya se registran en otros mercados europeos, animados por sus importantes ventajas medioambientales y económicas, y que le hacen ser el combustible alternativo más utilizado del mundo”, señaló Gallego.

Tras firmar el acuerdo, Shigeo Katsuki indicó que “desde Suzuki queremos potenciar la oferta en el mercado para el uso de energías limpias y con un claro ahorro en sus economías. Nuestra Red de Concesionarios es plenamente consciente de esta necesidad y por ello se ha adecuado para trabajar con AutoGas”.

En el mercado español circulan más de 13.000 vehículos con este combustible alternativo, que se benefician de los incentivos estatales a los vehículos eficientes y de bajas emisiones, como PIVE-2 y PIMA AIRE, por su bajo coste y su contribución a la mejora de la calidad del aire. Repsol dispone en la actualidad de más de 180 estaciones de servicio que suministran al público AutoGas, y prevé aumentarlas a un ritmo de unas cien más anuales hasta 2015, proporcionando la cobertura nacional necesaria a todos los clientes. A las estaciones ya operativas, se suman los cerca de 300 “skids” o instalaciones ubicadas en empresas y colectivos profesionales con flotas que usan GLP para automoción.

Recuerdan ambas compañías que los vehículos que usan este combustible alternativo ofrecen una conducción suave, silenciosa y sin vibraciones, y un ahorro de al menos un 20 % respecto a los combustibles convencionales. Además, contribuyen a mejorar la calidad del aire urbano, con sus bajas emisiones de partículas y óxidos de nitrógeno (NOx); y a minimizar el efecto invernadero, por sus reducidas emisiones de CO2.

El GLP para automoción se usa en vehículos “bifuel”, equipados con dos depósitos, el de AutoGas y el de gasolina, que se emplean alternativamente sin alterar la marcha y duplicar su autonomía: estos automóviles se pueden comprar directamente de fábrica o se pueden adaptaren el caso de motores con gasolina.

Fuente: lavanguardia.com
Fuente (img): portalcoches.net

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn