El jefe de AutoGas de Repsol en la Zona Norte, Mikel García, y el secretario general de la Federación Empresarial de Transportes de Huesca, Fernando Oliván, han suscrito un acuerdo para impulsar el uso de AutoGas entre las 633 empresas agrupadas en esta organización empresarial, que operan un parque de unos 1.800 vehículos.

El acuerdo contempla incentivos para el uso del AutoGas, también conocido como GLP para automoción, entre las empresas agrupadas en la Federación de Empresas de Transportes de Huesca, y en especial para el sector del taxi.

La Federación de Empresas de Transporte de Huesca ha suscrito este acuerdo porque considera que el AutoGas, con más de ocho millones de usuarios en Europa, “es el combustible alternativo que mejor compatibiliza los intereses medioambientales de la ciudad con los intereses particulares de sus asociados”.

Los vehículos que usan AutoGas contribuyen a la mejora de la calidad del aire urbano por sus mínimas emisiones de partículas y óxidos de nitrógeno; y además debido a sus bajas emisiones de CO2, minimizan el efecto invernadero. Por otro lado, este combustible alternativo representa ventajas económicas, ya que ofrece a sus usuarios un ahorro medio por kilómetro del 20 por ciento respecto a los combustibles convencionales.

En España circulan actualmente más de 11.000 vehículos con AutoGas, de los que unos 300 están en la comunidad autónoma de Aragón. De ellos, unos 150 están en el sector del taxi y transporte de la región.

TERUEL ESTRENA EL SUMINISTRO DE AUTOGAS

En la actualidad, Repsol tiene en operación cinco puntos de suministro de AutoGas en Aragón, y la última estación de servicio en incorporar el GLP de automoción en la región ha sido la de Teruel II Planos, que inaugura este servicio en la provincia.

Las próximas aperturas de este suministro en la comunidad autónoma están previstas en E.S. El Cid y E.S. Casablanca I, ambas ubicadas en Zaragoza.

Para atender el suministro del creciente parque de vehículos con AutoGas, Repsol ha abierto ya más de 150 puntos de suministro en su red de estaciones de servicio, y proseguirá poniendo en marcha hasta 2015 unos 100 nuevos surtidores de GLP de automoción al año. Está previsto que en esa fecha 12 estén en la comunidad de Aragón.

Además, Repsol mantiene una política de incentivos para colectivos de usuarios intensivos de vehículos, como empresas con flotas o asociaciones del taxi, entre otros, a los que facilita puntos de suministro particulares o ‘skids’ en sus propias instalaciones, de los que ya hay operativos más de 200 en todo el país.

Las ventajas medioambientales del AutoGas lo han situado entre los combustibles alternativos apoyados por las administraciones, con ayudas públicas para promover la renovación del parque automovilístico con vehículos más eficientes y de bajas emisiones, como el Plan PIVE, que concede hasta 2.000 euros por vehículo.

Fuente: europapress.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn