El presidente de Repsol, Antonio Brufau, anunció la pasada semana que prevé duplicar el número de puntos de venta de Gas Licuado de Petroleo (GLP), también llamado autogas, que la petrolera tiene en la Comunidad de Madrid, pasando de los 32 surtidores actuales a 70 en el año 2015.

Durante la firma del convenio de colaboración entre el Ayuntamieto de Madrid y Repsol para el desarrollo del uso de autogas en la capital, junto a la alcaldesa Ana Botella, Brufau recordó que “todas las grandes metrópolis tienen problemas de polución”, algo que viene a paliar el GLP.

En la firma de este acuerdo se inauguró un nuevo punto de venta de GLP en la capital, cuyo primer servicio consistió en llenar el tanque de uno de los coches de gas de la flota del Ayuntamiento.

Para Brufau, el aumento del surtidores de autogas es un intento por acercar diferencias con Europa en el número de vehículos propulsados mediante este sistema, ya que mientras en el continente circulan un millón de coches de gas, en España existen todavía 25.000.

Brufau, que se retrasó en la cita a causa del tráfico, identificó la densa circulación de la capital como “una buena señal” y como un síntoma de que la economía esta “despuntando”. Así, admitió que es algo que también “se ve en estaciones de servicio”.

Fuente: eleconomista.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn