El Gobierno de Aragón se llevará 2,4 céntimos por litro con cada repostaje de gasolina. El gasóleo no está gravado en su modalidad agrícola, y los transportistas y profesionales podrán solicitar la devolución posteriormente, en particulares otros 2,4 céntimos por litro. Se espera recaudar 18 millones de euros al año por este concepto.

Aragón había optado por no aplicar el impuesto de ventas minoristas de determinados hidrocarburos (IVMDH) desde 2002, conocido como “céntimo sanitario”. En la última legislatura, el IVMDH se integró dentro de los impuestos a los hidrocarburos (IEH) para cumplir con la legislación europea.

La medida puede ser contraproducente, según Cepyme, ya que los conductores ya no verán tan interesante repostar en Aragón, y apurarán más los depósitos hasta el destino. Podría perderse una recaudación de 21 millones de euros al año. Esto ocurrió en el pasado en Navarra (que rectificó) y en Castilla y León.

Los combustibles alternativos, como el GLP y el GNC, están exentos de este tipo de impuestos hasta 2023, por lo que el aumento de precio no se trasladará a los conductores.

Fuente: motor.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn