Antes de finalizar el año 2016, Barcelona y Madrid aprobaron leyes por las que impiden la entrada, a dichas ciudades, a los vehículos más contaminantes en los días en que se dispare la concentración de partículas y dióxido de nitrógeno. En Barcelona, ​​la medida será permanente en 2020. Para poder hacerlo, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha clasificado el parque de vehículos en función de su potencial contaminante. Desde hace unas semanas, los propietarios de los vehículos están recibiendo en casa la etiqueta identificativa correspondiente de color azul, verde o amarillo. Pegar la etiqueta en el vehículo no será obligatorio, ya que la comprobación se hará a través de lectores de matrículas.

Las 5 clasificaciones ambientales:

Cero emisiones (etiqueta azul)

Vehículos eléctricos de batería (BEV), vehículo eléctrico de autonomía extendida (Reeves), vehículo eléctrico híbrido enchufable (PHEV) con una autonomía mínima de 40 km o vehículos de pila combustible.

ECO (etiqueta verde y azul)

Vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados ​​por gas natural, vehículos propulsados ​​por gas natural (GNC y GNL) o gas natural licuado de petróleo (GLP).

C (etiqueta verde)

Turismos y furgonetas ligeras matriculadas a partir de enero de 2006 y diesel a partir de 2014. Vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías, tanto de gasolina como de diesel, matriculados a partir del 2014. Los de gasolina deben cumplir la norma Euro 4,5 y 6, y en diesel, el Euro 6.

B (etiqueta amarilla)

Turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2000 y de diesel a partir de enero de 2006. Vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías tanto de gasolina como de diesel matriculados a partir de 2005.

Sin distintivo: vehículo contaminante.

Todos los vehículos que no cumplen los requisitos ambientales no recibirán ninguna etiqueta de la DGT. La previsión es que estos vehículos no puedan acceder a las zonas de baja emisión de Madrid y Barcelona los días de mayor contaminación. En Barcelona, ​​esta área es la que queda en el interior de las rondas de Dalt y Litoral. El objetivo es que la prohibición sea permanente a partir de 2020.

Unos 3,1 millones de vehículos matriculados en Cataluña (58,7%) no tienen etiqueta porque contaminan demasiado. Aproximadamente, 2,2 millones pertenecen a la demarcación de Barcelona, ​​570.000 en la ciudad de Barcelona. Varios ayuntamientos estudian otras medidas para penalizar a los coches más contaminantes, como hacer pagar más al área azul o un impuesto de circulación más alto.

La información incluida en esta página proviene de los datos abiertos de la DGT: hay clasificados 26,3 millones de vehículos del parque español. Quedan pendientes de clasificar 4,8 millones de vehículos. Hasta ahora se han enviado a casa 2,5 millones de etiquetas a los titulares de los vehículos con las categorías C y B de Barcelona, ​​Madrid, Granada, Sevilla y Valencia.

¿Y en el caso de Volkswagen y el Dieselgate? Actualmente, en el momento de conceder estos distintivos, la DGT no tiene en cuenta si las emisiones de los vehículos han sido manipuladas o no. Por tanto, los vehículos afectados por el caso Volkswagen las están recibiendo, como cualquier otro vehículo.

Si eres usuario de un Volkswagen y recibes la etiqueta, pégala a tu su vehículo y de esta manera puedas evitar restricciones de tráfico que puedan establecer los municipios en episodios contaminantes en el futuro; aconsejamos la conveniencia de llevar el coche a reparar para ahorrarte problemas a la hora de superar la ITV, previendo que dentro de un tiempo la Administración pueda endurecer las exigencias relacionadas con las emisiones.

Fuente: merca2.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn