La décima edición de la Feria del Vehículo de Ocasión de Asturias, congregó menos público que en la edición anterior, pero mantuvo un buen nivel de ventas. Así lo estimaba Eduardo Manso, organizador del evento y que ya había contabilizado una treintena de coches vendidos cuando apenas se había llegado al ecuador del certamen.

De hecho, buena parte de esos vehículos ya lucían en el parabrisas el cartel de ‘vendido’ durante el evento, en su mayoría coches de gama media y utilitarios, aunque también lo lucía alguno de los coches de lujo presentes en el recinto, como los todoterrenos Porsche Cayenne o BMW X5.

Esa circunstancia hace pensar a los organizadores del evento que, en esta ocasión, la feria ha conseguido atraer fundamentalmente a público que entraba en el pabellón con la intención de cambiar de coche. La actividad en los expositores, de hecho, era evidente a primera hora de la tarde, con continuas aperturas y cierres de puertas entre explicaciones de los vendedores.

«Eso es importante, porque realmente a los expositores les cuesta mucho mover una veintena de coches hasta aquí», indicó Eduardo Manso acerca del aceptable volumen de ventas que se cerraron ya en las primeras horas de apertura del evento, así como los contactos que podrán derivar en el cierre de contratos en los días posteriores a la clausura de la feria.

Pero, al margen de la actividad comercial, las actividades paralelas organizadas durante el fin de semana lograron también una constante afluencia de público en las dos primeras jornadas del evento. Es el caso de la exposición de motos históricas, propiedad de coleccionistas como Javier Cuervo y Rodrigo Zaragoza. La muestra, que atrajo buen número de miradas, se postula además como el embrión «de una futura concentración de motos clásicas» en la ciudad, indicó Manso.

Presentación del GLP

Mientras, en la planta superior del pabellón, durante toda la jornada continuaron las actividades de animación infantil, así como las pruebas del campeonato de ‘slot’. El mal tiempo reinante únicamente llevo a suspender las exhibiciones de quad todoterreno anunciadas para estos días, debido al mal estado del espacio en que se iban a a realizar.

Lo que sí se pudo celebrar fue la presentación, a cargo de Repsol, del Gas Licuado de Petróleo (GLP), combustible cuyo uso supone «una reducción del gasto del 45% con respecto a la gasolina, y del 25% al gasóleo», al tiempo que supone una reducción de emisiones de CO2 «y la eliminación de las de NOx y partículas», indicó el jefe de Autogas Repsol para Galicia y Asturias, Julio Carballada.

Fuente: elcomercio.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn