El Gas Licuado del Petróleo (GLP),  conocido comercialmente como autogás, ha llegado, públicamente, a la capital palentina. La petrolera Repsol ha instalado el primer punto de repostaje abierto a todos los consumidores, con la intención de que la flota de vehículos que utiliza este tipo de combustible aumente en la provincia, puesto que por ahora es minoritario. Apenas 30 usuarios. Sin embargo, si la demanda los exige, podría haber un segundo punto en la ciudad a medio plazo.

El nuevo surtidor ha quedado instalado en la Estación de Servicio que la petrolera tiene en la avenida de Campos Góticos y, oficialmente, el primer repostaje corrió a cargo del alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, acompañado por el director territorial de Repsol Butano en Castilla y León, Guillermo Méndez.

El responsable de Repsol defendió las bondades de este tipo de alimento para los vehículos.
Desde el precio a una menor contaminación. «Los gastos de explotación de los vehículos no son mayores que los de uno tradicional. Más bien al contrario, son entre un 20% y un 40% menores. Incluso su precio, salidos de fábrica, es similar», apuntó Méndez. No en vano, ayer mismo se comprobaba que el precio del autogás era prácticamente la mitad que el de la gasolina 95, con la que debe compartir motor porque los vehículos adaptados para funcionar con GLP deben ser de gasolina. Cuando funcionan con autogás los vehículos tienen un consumo ligeramente más alto en litros que los de gasolina y aún así son más «económicos».

También defendió su menor contaminación, puesto que «los gases resultantes de la combustión del autogás tienen emisiones mínimas de NOx y CO2».

¿Y qué depósito-bombona llenó Polanco? El de uno de los dos vehículos que el Ayuntamiento ha adaptado para usar este combustible, gracias al convenio de colaboración con la petrolera para incentivar en la capital el uso de este tipo de carburante.

«Son una Kangoo del Servicio de Urbanismo y un Prius», explicó Polanco. Fue el del Prius el que se llevó el primer repostaje. Un vehículo que puede funcionar con tres fuentes de energía: electricidad, gasolina y, ahora, autogás.  «Esta inauguración es una muestra del compromiso que tiene la ciudad de Palencia con la movilidad sostenible. Palencia se está convirtiendo en una ciudad referente en este sentido», afirmó Polanco, que agradeció a Repsol el apoyo para potenciar el uso de este combustible.

Dentro del convenio con Repsol, el Ayuntamiento se compromete a incentivar por diferentes fórmulas  el uso en la ciudad de este tipo de vehículos, ya sean particulares o de transporte público. Además de los dos del Ayuntamiento de Palencia hay otros vinculados a los servicios municipales que también usan este tipo de combustible, como son algunos de Urbaser, aunque la empresa tiene en sus instalaciones un depósito particular.

El de ayer es el surtidor de autogás de la provincia, puesto que desde hace una semanas funciona uno en Dueñas (A-62). La próxima apertura de este servicio en la provincia será en la autovía A-231 en Villaherreros, y forma parte de un programa de aperturas que prevé llegar en Castilla y León a las 30 en dos años.

Fuente: diariopalentino.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn