Un consorcio vasco, con la participación de Tecnalia entre otros, diseña una nueva herramienta para mejorar la sostenibilidad del sector transporte, responsable del 25% de los gases efecto invernadero.

El transporte es responsable de aproximadamente una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la Unión Europea. Por este motivo, resulta fundamental evaluar la sostenibilidad de los combustibles a lo largo de todo su ciclo de vida, para poder establecer así cuales son más sostenibles.

Es en este contexto en el que se sitúa el proyecto europeo Biolca. Su objetivo es generar una herramienta web que permita evaluar y mejorar la sostenibilidad del sector transporte. La nueva herramienta que ya ha sido diseñada y actualmente se encuentra en fase de prueba permite calcular los impactos ambientales, sociales y económicos asociados al uso de diferentes fuentes de energía en el sector trasporte (gasolina, diésel, bioetanol, biodiesel, electricidad, gas natural, GLP, queroseno). Dichos impactos se calculan teniendo en cuenta todo el ciclo de vida de esas fuentes de energía, desde la extracción, generación o cultivos, hasta el uso de los mismos.

De esta forma Biolca permite la toma de decisiones a las organizaciones de la cadena de valor del trasporte, a la hora de decantarse por una fuente u otra. De la misma forma, será de gran ayuda en el establecimiento de políticas públicas, a distintos niveles, para priorizar o fomentar determinadas fuentes de energía.

Financiado por la Comisión Europea, el proyecto está liderado por Ekotek y cuenta con la participación de Tecnalia, Gaiker-IK4, Factor CO2, Cespa y el Ayuntamiento de Bilbao. La herramienta, que ahora está siendo ahora probada con la flota de vehículos de estas dos últimas entidades, ha sido desarrollada en el marco del programa LIFE+.

Fuente: tendencias21.net

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn