El Ministerio de Industria trabaja en una “tasa verde” para Repsol, Cepsa, BP y las demás petroleras que operan en España. Según el diario Expansión, el Gobierno baraja implantar este impuesto ecológico para frenar el consumo de carburante y aumentar la eficiencia energética.

En concreto, el plan contempla que se pague una tasa al superar un límite de venta de carburantes. La justificación del impuesto recae en la obligación de trasponer la directiva de eficiencia energética antes de julio del 2014, que contempla ahorros del 20% en el consumo de energía en toda la Unión Europea antes del año 2020.

Aseguran al respecto los analistas de Ahorro Corporación Financiera (ACF) que “todavía se desconocen que topes de venta se podrían fijar y si se aplicará individualmente por establecimientos, por grupos empresariales de distribución o por marcas”. Destacan estos expertos que en España se verán afectadas del orden de 10.000 gasolineras de las que aproximadamente el 80% recaen en las petroleras tradicionales (Repsol, 3.615; Cepsa, 1.516; BP, 675; y Galp, 620).

En cualquier caso, consideran desde ACF “poco probable que las compañías asuman vía márgenes la nueva fiscalidad, por lo que de alguna manera se repercutirá en los precios de venta, haciendo que los precios de España tiendan más a la media europea”. Esto es gasolina, 0,57 euros/litro, y gasoil, 0,50 euros/litro, frente al 0,50 euros/litro y al 0,45 euros/litro respectivamente de España.

Fuente: bolsamania.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn