nueva-delhi-contaminacion-diesel-gasmocion

La presencia de una nube tóxica sobre las grandes ciudades parece que es algo demasiado común en la sociedad en que vivimos. La aglomeración de habitantes en un único punto provoca que el humo de los coches se quede suspendido sobre la ciudad y cause no pocos problemas en las personas que viven en su área metropolitana. Los habitantes de Madrid han comenzado a experimentar la dureza y contundencia de las acciones llevadas a cabo para contener esa nube perjudicial, pero en otros puntos del planeta las restricciones son mucho más duras.

Tanto, que muchas ciudades europeas han establecido prohibiciones para evitar que el tráfico en sus calles sea excesivo y se pueda controlar la emisión de gases contaminantes.La última en unirse a ese grupo nos pilla algo más lejos, pero sienta un precedente que puede hacer temblar a algún gran fabricante. Se trata de Nueva Delhi, que acaba de restingir la venta de coches con motores diésel con una capacidad de 2 litros o superior.

La decisión viene acompañada por una sentencia del Tribunal Supremo, que ratifica lo que ya argumentó el National Green Tribunal, que se encarga de casos relacionados con el medio ambiente. Una vez ratificada por la más alta institución, a los indios no les queda otra que impedir el registro de vehículos que cumplan estos requisitos. La prohibición se establecerá hasta el próximo mes de abril, buscando eliminar parte del smog que flota sobre una de las ciudades más masificadas del mundo.No es una decisión baladí. Cada día se registran 1.400 coches nuevos en las calles de Nueva Delhi, lo que nos lleva a imaginar el caos circulatorio que se vive en esa capital. Si se eliminan los motores más contaminantes, probablemente se conseguirá reducir en cierta manera el efecto pernicioso de estas emisiones. Pero esta noticia, aunque seguramente aliviará el aire de la ciudad, no ha sido bien recibida por todos.

Mercedes se ha desmarcado de ella y anuncia que traerá un descenso en la inversión en este país, uno de los más importantes del mundo. La compañía alemana asegura que sin la posibilidad de introducir estos motores, que equipan sus modelos más vendidos, por cierto, se reducirá su presencia en el mercado indio. La normativa solo estará activa durante el primer trimestre del año, así que no estamos convencidos de que tenga demasiado efecto y puede ser que existan más restricciones en un futuro próximo.

Por ahora, se ha hecho un llamamiento para los táxis comiencen a ser sustituidos por coches impulsados por Gas de Automoción (GLP), así que es posible que algo se mejore. ¿Tomarán nota otras ciudades del mundo para evitar que se repitan los sucesos de Madrid de los últimos meses? ¿Provocará esto un cambio en la industria, buscando motores menos potentes y contaminantes? Tendremos que esperar para verlo.

Fuente: highmotor.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn