La Asociación Transvegas, que agrupa a empresas que transforman vehículos a GLP, asegura en nota de prensa que los fallos en vehículos Seat y Skoda en sus motorizaciones a gas “vienen con sus instalaciones directamente de fábrica”.

Responden así a la Federación Profesional del Taxi que a principios de mayo mostraba el descontento de los socios ante los “innumerables problemas” del Altea y Octavia.

Transvegas explica además que “la calidad de los sistemas, la tecnología y el grado de formación y profesionalización de los talleres instaladores llevan a los más altos grados de satisfacción de nuestros clientes”. Señalan que las empresas del grupo llevan años trabajando con el sector del taxi y algunos de los vehículos “tienen ya más de 500.000 kms y siguen funcionando sin ningún problema”.

Por todo ello animan a los taxistas con dudas a que se pongan en contacto con cualquiera de las empresas integradas en Transvegas para poder asesorarles y despejar cualquier inquietud al respecto.

Fuente: gacetadeltaxi.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn