La Comisión Nacional de la Energía (CNE) denuncia que el precio medio de la gasolina y del gasóleo volvió a subir en febrero, alcanzando incluso los máximos históricos del verano, pese a la caída de las cotizaciones internacionales del precio del petróleo.

En su informe mensual de supervisión de la distribución de carburantes en estaciones de servicio, la CNE afirma que “vuelve a observarse una estrategia común en la fijación de precios de los dos carburantes, al margen de los mercados de referencia”.

Asegura que “los tres operadores principales (Repsol, Cepsa y BP) marcan precios similares con una horquilla de fluctuación de 0,3 céntimos por litro para la gasolina 95 y 0,6 céntimos por litro para el gasóleo A”.

La CNE afirma que los operadores “independientes” establecen los precios más bajos, de hasta un céntimo más barato por litro que las gasolineras de los hipermercados, y que “la estrategia de fijación de precios es común para todos los operadores”. La peor opción es repostar en las gasolineras ubicadas en autopistas donde los combustibles son alrededor de 0,5 céntimos de euro más caros por litro.

En dicho informe mensual, la CNE afirma que el año 2013 se inició con una “significativa caída” del consumo de carburantes, después del “ligero repunte” de diciembre de 2012. La demanda se sitúa en niveles de hace más de diez años.

El consumo acumulado en el año móvil mantiene tasas de variación negativas del orden del 6%. La caída de la demanda de carburantes en enero de 2013 es “más intensa” que la del resto de productos petrolíferos. Su porcentaje de participación en el consumo total desciende por quinto mes consecutivo, hasta situarse en el 48,3%.

Sigue el efecto lunes

En el caso de la gasolina, denuncia que pese a la apertura de un expediente informativo “continúa observándose un marcado efecto lunes“, porque han comprobado que al igual que en enero, las caídas de precios se reparten entre el domingo y el lunes, totalizándose entre ambas jornadas decrementos del 1%.

En los restantes días de la semana se registran aumentos de precios, siendo, por lo general, los de los martes los más abultados. “El precio máximo alcanzado cada semana supera al de la semana previa”, asegura la CNE.

Además, el organismo que preside Alberto Lafuente sentencia que “el precio se mantiene constante los últimos días del mes, pese a la caída de las cotizaciones internacionales”.

Por su parte, en el análisis del gasóleo, la CNE también observa el mantenimiento del efecto lunes, “con el mismo patrón de la gasolina 95” y que el precio se mantiene constante los últimos días del mes, pese a la caída de las cotizaciones internacionales.

En esta línea, critica que “las variaciones porcentuales diarias son idénticas o muy similares entre gasolina 95 y gasóleo A, que no se explica por la evolución diaria de las cotizaciones internacionales”.

Los márgenes actuales de los operadores, dice la CNE, son “muy elevados” en términos brutos, hasta el punto de alcanzar los 18 céntimos por litro en la gasolina y los 17 euros por litro en el gasóleo.

Fuente: rtve.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn