Los planes de estímulo a la compra de coches PIVE, en sus sucesivas versiones hasta la 5 actual, han incrementado la demanda en un 27,5% en 2013 y lo volverán a hacer en un 25% en 2014, según los datos de la consultora especializada en el sector de la automoción MSI.

Las cifras señalan que, de las 282.400 ventas de automóviles acogidas a los distintos planes PIVE el año pasado, unas 77.572 operaciones fueron de demanda añadida, es decir, aquellas que sin planes de estímulo no se hubieran completado. Supone un incremento de las ventas del 27,5%.

Durante este año, según los datos de la consultora, se acogerán a las ayudas un total de 211.400 operaciones y de estas, serán demanda añadida unas 51.781 ventas, es decir, cerca del 25% de las matriculaciones. Estas cifras se refieren sólo a las compras de particulares que cumplen con los requisitos del plan PIVE, como que entreguen un coche para achatarrar de más de 10 años de antigüedad, que se compre un vehículo eficiente cuyo precio no supere los 25.000 euros. El resto de las ventas están fuera de las ayudas gubernamentales.

Según el informe Forcar de MSI, “los planes PIVE han supuesto en 2013 un total de 297.400 solicitudes de compra de vehículos. Para este año en curso, las solicitudes totales esperadas de los planes PIVE serán de 175.000, lo que suma un total de solicitudes derivadas de los planes de 533.000. De estas, más de 140.065 serán demanda añadida correspondiente a los años 2012, 2013 y 1014”, afirman.

Durante el mes de enero, la demanda añadida ha sido de 6.528 matriculaciones”, lo que implica un incremento del volumen de operaciones del 25,7%. La propia consultora estima que en febrero, “la demanda añadida esperada será de 8.128 matriculaciones”.

Previsiones de mercado

Gracias a la prolongación de los estímulos en enero, las matriculaciones de ese mes crecieron un 7,6%, hasta las 53.436 unidades vendidas. Tomando como base estos datos positivos del primer mes del año, las asociaciones del sector Anfac, Faconauto y Ganvam contemplan que el mercado español cierre el año con un volumen de ventas de 800.000 unidades, lo que supondrá un aumento de cerca del 11%.

MSI estima que el plan PIVE 5 actual llegará hasta septiembre como máximo. La consultora hace sus previsiones de ventas de año sin tener en cuenta que este plan PIVE se pueda volver a prorrogar y en ese caso, el mercado cerrará con unas ventas del 755.417, un incremento del 4,4%. En general, las cifras se benefician, en las estimaciones de MSI, de un buen comportamiento de todos los canales en general, con un incremento de ventas a particulares del 5,79%; en el segmento de empresas, las operaciones crecerían un 5,97%; y en el de alquiladoras, el más variable de los tres canales, las ventas caerían un 2,06%. Para febrero, las matriculaciones previstas son 58.893 vehículos con una subida del 0,9%

Fuente: cincodias.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn