Si en 2017 comenzaron las dudas entre muchos usuarios a la hora de comprar un coche nuevo, el año pasado ha supuesto con los anuncios de la subida del precio del gasóleo, de la intención del actual gobierno de prohibir en 2040 la venta de coches de combustión y de las muchas restricciones a la circulación en grandes ciudades que quienes tenían en mente cambiar de coche no saber hacia dónde dirigirse y que quienes no tenían intención de hacerlo, hayan empezado a pensar en ello. Y en cualquiera de los casos, la duda ha sido siempre la misma, ¿Qué tipo de coche comprar?

Los datos de matriculaciones del pasado año recogen un notable avance de las ventas de turismos catalogados con la etiqueta “ECO” o “CERO Emisiones”, una pequeña guerra de la que, de momento, sale ganando claramente los primeros, siendo entre ellas los turismos de AutoGas los que más aumentaron sus ventas en 2018, por encima del 360% frente a las cifras de 2017 según las cifras de matriculaciones de la DGT recogidas por la consultora de automoción MSI.

Así, a lo largo de 2018 se han matriculado un total de 73.337 vehículos híbridos de gasolina y 19.598 vehículos nuevos de AutoGas, muy por encima de los 4.702 de GNC y de los 13.845 incluidos en la Etiqueta CERO, ya sean eléctricos o híbridos enchufables. Unos datos que muestran que los coches híbridos de gasolina y los de AutoGas están calando en las preferencias de los consumidores españoles, ya que en 2018 estas dos alternativas ECO acapararon el 83% del total conjunto de CERO y ECO. De los más de 110.000 turismos matriculados de ambos, más de 97.000 se corresponden a estos últimos.

Unas preferencias que vienen de la principal ventaja de los híbridos de gasolina y los de AutoGas como es su amplia red de repostaje y un preciomuy por debajo todavía respecto a los eléctricos o híbridos enchufables. Los híbridos de gasolina repostan en cualquiera de las casi 11.500 estaciones de servicio que hay en España y, de ellas, cerca de 600 tienen surtidores de AutoGas, una cifra que se prevé ampliar este año para llegar en 2020 a contar con más de 1.200 puntos en todo el territorio nacional.

Además de precio y facilidad de para repostar cuentan también con una amplia autonomía, de unos 600 kilómetros en el caso de los híbridos de gasolina y de unos mil kilómetros en el de los vehículos AutoGas, por su doble depósito de gasolina y gas. Junto a las matriculaciones de nuevos modelos, habría que añadir también los vehículos de gasolina adaptados a AutoGas que, en 2018, fueron 5.979, casi el doble que en 2017. A cierre de 2018, en España circulan ya casi 75.000  de AutoGas, siendo Madrid y Cataluña las Comunidades Autónomas donde mayor presencia tienen, más de 25.000 en el primer caso y casi 12.000 en el segundo.

Fuente: vozpopuli.com