peores-coches-2000

Si tienes algo que objetar a esta lista con los cinco peores coches de los años 2.000, solo tienes que escribir un comentario y, si lo encontramos útil o importante, lo incluiremos. Eso sí, probablemente habrá que ampliar el número porque hay razones más que de sobra para pensar que los cinco modelos a continuación fueron fiascos en la historia del automóvil, aunque en unos casos están aquí por serlo para quienes tuvieron la desgracia de conducirlos y, en algún otro, para su fabricante.

El Jeep Compass es el primero de los coches chungos de los 2.000 y no fue precisamente un fiasco en ventas para la marca en España, dentro de lo que cabe, pero sí que lo fue en cuanto a identidad. Basado en la plataforma del Dodge Caliber y con la idea de ser una especie de Jeep Patriot femenino carecía de atributos y ahuyentó a muchos usuarios fieles de esta marca. Encima, ni era un coche cómodo en carretera, ni apto para el todoterreno. Uno de los peores productos, en definitiva, de la era Daimler en Chrysler.

Al Chevrolet Aveo parece fácil meterlo en esta lista de los coches más desastrosos de los 2.000 porque la marca ya no está en Europa, pero de hecho, ahora parece más bien de los 90. Salvo probablemente el Cruze, la llegada de esta marca al viejo continente con coches cortapegados del mercado de EEUU fue un error garrafal, y mucho peor cuando empezaron a duplicar los modelos de Opel, un fabricante tan reconocible y lleno de historia en España. En EEUU, el Aveo tuvo su justificación porque ayudó a reducir las emisiones medias de la marca, pero aquí…

Sí, el Dodge Caliber está en la lista de los peores coches de los 2.000 y siento si tú, que lees esto, todavía vas al volante de uno, pero seguro que eres el primero en asentir. Si tuviste tus motivos porque en España se vendía con un subwoofer que lo petaba de serie y te gustaba pasar el tiempo del fin de semana en los parkings con tus colegas, allá tú entonces, pero ahora mejor sería que empezaras a aprovecharte del Plan Pive y dejar de contaminar el aire porque este cacharro se zampaba el Ebro en forma de gasolina. Y los viejos motores CRD de Daimler que llevaba todavía eran peores que los gasolina.

Los peores coches de los años 2.000 según Carbuzz incluyen al Daewoo Lanos, una marca que en su día GM usó para España y Europa y que mudó en la mencionada Chevrolet aquí y en casi todo el resto del mundo. Era un coche barato que parecía barato, pero que además estaba hecho barato hasta la saciedad, es decir, con poca calidad y peligroso en caso de accidente. Su diseño tosco era similar al de los primeros Hyundai que llegaron a Europa, pero ahora casi hay que pedir perdón a esta marca por siquiera compararla con Daewoo.

Hay a quien le gusta el Chrysler PT Cruiser, y creo recordar que incluso se hizo con algún que otro premio al coche de…, aunque yo el único que le daría ciertamente es al modelo con más personalidad. Y a los conductores de uno de los coches malditos de los 90 también les daría otro porque desde luego son gente sin complejos, por eso van en uno de los coches de los 2.000 más feos.

Fuente: autobild.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn