El Ayuntamiento de Madrid ha elaborado un borrador en el que recoge los cambios que prevé implantar en materia de tráfico durante los episodios de alta contaminación.

La propuesta, no obstante, debe ser valorada por la Comisión de Calidad del Aire junto al resto de Administraciones, grupos políticos, expertos, ecologistas y vecinos (FRAVM) en la Comisión de Calidad del Aire y su ponencia técnica. Posteriormente se abrirá un periodo de alegatos para confeccionar el escrito definitivo, con el objetivo final de que entre en vigor el próximo verano.

Entre los aspectos más reseñables del documento, destaca que se prohibirá circular a los vehículos sin distintivo ambiental de la DGT -gasolina anteriores al año 2000 y los diésel anteriores a 2006- en la Almendra Central con el ‘Escenario 2’ del protocolo anticontaminación activado. Esto supone un 13,41% de los desplazamientos que se hacen en la almendra central y un 4,3% de las emisiones del tráfico de la ciudad.

Asimismo, los coches más contaminantes tampoco podrán rodar en la M-30 con el ‘Escenario 3’ en vigor, lo que se traduce en una reducción del 17,7% de la circulación en toda la ciudad y del 33,2% de las emisiones del tráfico, según el estudio sobre el parque móvil circulante realizado en 2017 por el Ayuntamiento.

Actualmente, la activación del Escenario 2 implica la prohibición de estacionar en zona de Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) para los no residentes. Con el Escenario 3, se añade a lo anterior la restricción circulación en el interior de la M-30 del 50% del parque automovilístico, en función de las matrículas par e impar.

Sin embargo, con las nuevas medidas, el criterio de las matrículas se sustituye por el de los vehículos más contaminantes durante el Escenario 3.

Se tendrá en cuenta la contaminación periférica

Por otra parte, se modificarán los valores de contaminación en base a los que se fija el Escenario del protocolo. De esta forma, en lugar de ser necesario como actualmente que se superen los 180 microgramos de dióxido de carbono por metro cúbico (µgr/m3) en dos estaciones de la misma zona durante dos horas seguidas (nivel preaviso), valdrá con que tres estaciones de cualquier zona detecten un nivel de concentración de 200 µgr/m3 (aviso), durante 3 horas consecutivas.

Un cambio con el que se pretende “tener en cuenta mejor las condiciones de contaminación generales de toda la ciudad”, unificando así los niveles del Centro y distritos de la periferia antes de adoptar las medidas pertinentes.

Más días con ‘Escenario 3’

Otro punto que contempla el escrito es modificar los criterios por los que se aplica el ‘Escenario 3’. Actualmente, el Protocolo recoge que este se activa tras dos días consecutivos con superación del nivel de aviso, no obstante, una vez entre en vigor esta medida, se aplicará cuando se den tres días de preaviso de forma consecutiva, un hecho que durante el año pasado sucedió en repetidas ocasiones por lo que previsiblemente incrementará el número de días con ‘Escenario 3’.

Al escenario 4 se llegará cuando se alcance el nivel de alerta definido en la Unión Europea, es decir, cuando en tres estaciones de una zona se superen los 400 microgramos por metro cúbico durante tres horas consecutivas.

Incentivo para comprar coches ‘Eco’

Por otra parte, se aplicará un reglamento más condescendiente con los vehículos ‘Eco’ durante la prohibición de aparcar en zona SER. El Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena pretende incentivar indirectamente la compra de este tipo de vehículos permitiendo que puedan aparcar en estas plazas durante los Escenarios 2 y 3, algo que actualmente solo se tolera con los vehículos eléctricos.

Los vehículos ECO engloba a los híbridos enchufables con autonomía mayor de 40 km, vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural, vehículos propulsados por gas natural (GNC y GNL) o gas licuado del petróleo (GLP).

El actual Protocolo se aprobó el 21 enero de 2016 con el compromiso de revisarlo pasado un tiempo, con el objetivo de aumentar la protección de la salud de los madrileños, manteniendo e incrementando la anticipación en la información. Con esta revisión se pretende tomar más medidas para conseguir reducir antes los niveles de contaminación, así como una mejor gestión de cada episodio con una aplicación más progresiva.

Por último, el Consistorio quiere avisar de las restricciones con mayor antelación a la actual, de 24 horas, para lo que está trabajando en un modelo predictivo del protocolo junto a la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

Fuente: eleconomista.es

 

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin