Los tres nuevos autobuses propulsados a gas ya están circulando por las calles de la capital en las líneas 1A, 2 y 4,  los primeros que en Ciudad Real cumplen con la norma europea sobre emisiones Euro VI, por lo que supondrá una reducción considerable de las emisiones de partículas contaminantes a la atmósfera.

Se trata de 3 autobuses SCANIA NUB GNC del modelo NEW CITY de 10,2 metros de longitud y dos puertas. Cuentan con un motor OC9101 de 280CV / 1350 Nm, una caja de cambios ZF 6AP1202B Ecolife de 6 velocidades y un depósito de combustible de 1.200 litros.

Los autobuses cuenta con tecnología FGT (Turbo de Geometría Fija) y EGR (acrónimo de Exhaust Gas Recirculation o Recirculación de Gases de Escape en castellano) por la que recircula una parte de los gases que salen por el escape hacia la admisión, es decir, se reintroduce el humo de la combustión del motor en los cilindros para así reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx).

El uso del Gas Natural Comprimido elimina prácticamente las emisiones de partículas contaminantes, reduce las emisiones de CO2 un 10% y de óxido de nitrógeno un 35%, al tiempo que también disminuyen las emisiones acústicas. Este combustible disminuye además los costes por kilómetro recorrido y posibilita el uso de biogás (energía renovable).

Estos autobuses sustituyen a los tres vehículos con más antigüedad de la flota, que contaban con más de 18 años, y que cumplían la norma EURO III, por lo que el cambio de estos autobuses va a suponer reducir sustancialmente los óxidos de nitrógeno, óxidos de carbono e hidrocarburos emitidos a la atmósfera.

Fuente: miciudadreal.es