El mercado del automóvil en España sigue ajustándose a las nuevas tendencias. Frente a la caída en las ventas de turismos con motor de gasóleo, que bajan un 7,4% hasta julio, los híbridos y eléctricos crecen un 80%. Además, tres de cada cuatro turismos son poco contaminantes, exentos por tanto del impuesto de matriculación.

Las ventas de vehículos eléctricos e híbridos siguen al alza en España con un crecimiento del 82,7% en los siete primeros meses del año con un total de 35.708 unidades matriculadas, según datos publicados por la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC). Su presencia en las carreteras todavía no es muy destacada, pero en el caso de los turismos, la cuota de participación sobre el total del mercado ya alcanza el 4,5%.

Desde la Asociación Madrileña de Distribuidores de Automóviles (AMDA) aplauden estos resultados, especialmente porque Madrid lidera el mercado en volumen de matriculaciones con un total de 1.489 vehículos eléctricos matriculados en el acumulado del año, un 41,81% más que en el mismo período de 2016; y 10.606 híbridos, un 105,58% más. Le sigue Cataluña con 957 eléctricos y 6.741 híbridos y Andalucía con 178 eléctricos y 3.705 híbridos.

“La puesta en marcha del Plan MOVEA 2017 ha supuesto un gran impulso a estas ventas, sin duda unas ayudas que esperamos nos permitan cerrar el año con cifras récord en matriculaciones de vehículos ecológicos en la Comunidad de Madrid”, explica Moisés González, presidente de AMDA.

Plan MOVEA: ayudas y vehículos beneficiados

A finales de junio entraba en vigor el esperado Plan MOVEA 2017, nuevas ayudas a la compra de vehículos propulsados por energías alternativas y a la implantación de puntos de recarga para vehículos eléctricos, con un presupuesto total de 14,26 millones de euros. Se pueden acoger a estas ayudas vehículos eléctricos, entre los que se incluyen los híbridos enchufables, eléctricos puros y eléctricos de autonomía extendida; vehículos propulsados por gas licuado de petróleo (GLP), vehículos de gas natural vehicular (GNV), que se subdividen en gas natural comprimido (GNC) y gas natural licuado (GNL) y vehículos propulsados con hidrógeno.

Para poderse beneficiar de estas ayudas, los turismos con GLP y GNV no pueden superar el precio de 25.000 euros y los turismos eléctricos, los 32.000 euros, en ambos casos sin incluir el IVA. Los vehículos híbridos no enchufables están excluidos del Plan MOVEA. El cliente que acuda a un concesionario interesado en un vehículo de GLP puede recibir una ayuda que oscila entre los 500 y los 15.000 euros, según tipo de vehículo; entre 1.000 y 18.000 euros si opta por uno de GNV; 5.500 euros si es de hidrógeno; y entre 1.100 y 15.000 euros si es un vehículo eléctrico, híbrido enchufable o de autonomía extendida.

Además, el cliente que opte por uno de estos últimos vehículos puede recibir una ayuda de 1.000 euros para la instalación de un punto de recarga convencional, 2.000 euros para una recarga semirrápida o de 15.000 euros si se trata de carga rápida. Estas ayudas, a su vez, son complementadas por al menos 1.000 euros más que ofrece el propio punto de venta, y por otros 750 euros adicionales para quien voluntariamente achatarre un vehículo con una antigüedad superior a siete años.

 

Fuente: Vozpopuli

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn