Las matriculaciones de automóviles cerraron mayo con un descenso del 1,5%, situándose en el entorno de las 71.300 unidades, lastradas por el mal comportamiento de los canales de empresas y alquiladores. De esta forma, el mercado automovilístico no consolida una tendencia de crecimiento, tras el repunte del 10,8% contabilizado en abril, que registró la primera subida tras siete meses consecutivos de retrocesos.

A falta de un solo día para el cierre de mayo, las ventas de turismos y todoterrenos se situaban en 63.000 unidades, lo que representa una disminución del 1,3% frente el mismo período de 2012

Con todo, el Plan PIVE sigue teniendo un efecto muy positivo, que se hace patente en el canal de particulares, en el que las matriculaciones subían un 15,5% a falta de un día para la conclusión de mayo, con 29.700 matriculaciones. En cambio, las ventas a empresas mantienen una tendencia negativa con una caída del 16% a falta de un día para el cierre de mayo y un total de 13.600 automóviles comercializados.

Por su parte, las empresas de alquiler vuelven a bajar en mayo, tras el fuerte crecimiento de más del 35% contabilizado en abril. Los rent a car compraron hasta el 30 de mayo 19.760 coches, con una reducción del 10%.

En los cuatro primeros meses del presente ejercicio, las ventas de coches en España alcanzaron un volumen de 243.042 unidades, lo que se tradujo en una disminución del 6,7% en comparación con las 260.368 unidades comercializadas en el mismo período de 2012.

Fuente: faconauto.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn