El sector del automóvil da por hecho que 2013 será un mal año… De hecho, el peor desde la década de los ochenta. Y es que las ventas de coches marcará un nuevo mínimo histórico, el segundo consecutivo. La patronal de fabricantes Anfac augura que en el conjunto del ejercicio las matriculaciones se quedarán en apenas 670.000, un 4% menos que en 2012 y el peor registro de la actual serie estadística, que arranca en 1989.

La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones, que ha presentado hoy su informe anual en el Salón del Automóvil de Barcelona, concreta y rebaja sus estimaciones para este ejercicio, que hasta ahora apuntaban a que las ventas rondarían las 700.000 unidades, con lo que se conseguiría más o menos empatar con los datos de 2012.

Con el país en medio de su segunda recesión en cuatro años, con la tasa de paro por encima ya del 27% -y subiendo- y con el grifo del crédito al consumo prácticamente cerrado, la demanda del sector del automóvil seguirá cayendo y marcando nuevos récords negativos. Y el escenario sería aún peor, según ha destacado el vicepresidente de Anfac, Mario Armero, sin las ayudas a la compra que contempla el Plan PIVE 2.

Un programa de subvenciones que, si bien no va conseguir detener las caídas (como no lo hizo en su primera edición del año pasado), sí logra paliar que el batacazo sea aún mayor. De hecho, según las estimaciones de la patronal de fabricantes, sin el revulsivo que representa el PIVE, las ventas se hundirían hasta el entorno de las 600.000 al cierre del año.

Desde su puesta en marcha el pasado febrero, el PIVE 2 acumula ya más de 70.000 reservas para acogerse a las ayudas, con lo que se habría comprometido ya casi la mitad del presupuesto público previsto (de 150 millones de euros). Las ayudas del plan, que permiten rebajas de 2.000 euros en el precio de venta, habrían generado según Anfac una demanda adicional de 22.000 vehículos entre febrero y abril; y alcanzarían los 57.000 turismos adicionales cuando se agoten los fondos, previsiblemente el próximo septiembre.

¿Habrá un nuevo plan de ayudas?

El Gobierno no ha desvelado sus planes sobre una eventual renovación del plan una vez se agote el presupuesto. Desde Industria y desde Moncloa lo han condicionad, sin más precisiones, a la disponibilidad de fondos una vez se extinga la actual edición. El vicepresidente de Anfac, no obstante, hoy ha mostrado su poca confianza en que el Ejecutivo renueve el plan PIVE en el actual contexto de restricciones prespuestarias.

En paralelo, Anfac ha insistido en destacar la especial relevancia del sector del automóvil para el conjunto de la economía española. En este sentido, la patronal ha subrayado que las Administraciones Públicas recaudaron gracias al automóvil un total de 23.315 millones de euros el pasado año. Un importe más que sustancial que, no obstante, supone un descenso del 3,3% en relación a los 24.100 millones que el sector inyectó a las arcas públicas en 2011.

Fuente: expansion.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn