Los coches más contaminantes serán penalizados con un recargo en la tarifa de estacionamiento regulado a partir de 2014. En cambio los vehículos con emisiones reducidas tendrán una bonificación en las tarifas, en función de su tecnología y de la congestión de la zona, según una nueva medida presentada por el Ayuntamiento de Madrid y que estará incluida en la ordenanza del Servicio de Estacionamiento Regulado del próximo año.

El Ayuntamiento ha anunciado la medida en la presentación de los datos de seguimiento del Plan de Calidad del Aire de Madrid 2011-2015 en los años 2011 y 2012, acto que ha presidido la alcaldesa de la ciudad, Ana Botella.

Además, el coordinador general de Sostenibilidad y Movilidad, Javier Rubio de Urquía ha explicado que una comisión compuesta por todos los partidos está elaborando un protocolo de actuación que se activaría en el caso de alcanzar el “umbral de alerta” por emisiones marcado por la UE.

El responsable no ha descartado la posibilidad de que el protocolo establezca restricciones de tráfico en caso de que se alcanzase ese umbral de alerta, algo que “nunca” ha pasado en Madrid, pero ha explicado que estas deberían estar muy justificadas y que tendrían que ser “extraordinariamente grande” para tener resultados apreciables.

Los actuales datos de calidad del aire de Madrid son mejores que otras ciudades como París y Londres, por lo que ha defendido éste no es un problema de salud para los madrileños.

Plan de Calidad del Aire

Botella ha explicado que las políticas ambientales son un eje de actuación del Ayuntamiento de Madrid, que ya fue pionero en el año 1968 con el establecimiento de la primera ordenanza para combatir la contaminación atmosférica.

La alcaldesa de Madrid ha remarcado que solo dos ciudades en España, la capital y Zaragoza, tienen una red propia de medición de la calidad del aire, así como la transparencia de Madrid, que permite conocer en tiempo real a través de cualquier teléfono inteligente la calidad del aire.

Finalmente, ha recordado que la Madrid cumplirá con los niveles máximos de dióxido de nitrógeno marcados por la Unión Europea en 2015, cuando finalice una moratoria que, ha recordado, han solicitado, además de Madrid, ciudades como Helsinki, Copenhague, Berlín, Colonia, Bruselas, Utrecht o Ansterdam, entre otras.

Baraona ha indicado que se han ejecutado un 90% de las medidas incluidas en el plan -63 de un total de 70-, con una inversión de 90,6 millones, un 1,2% más de los previsto. Estas incluyen las peatonalizaciones, la renovación de 373 unidades de la flota de autobuses de la EMT (82 millones), la nueva ordenanza de emisiones de los taxis, los incentivos fiscales a los vehículos menos contaminantes y la instalación de nuevas estaciones de combustibles alternativos.

Fuente: rtve.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn