Las grandes petroleras han respondido a las acusaciones del Ministerio de Industria y de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) argumentando que sus “márgenes brutos” por la venta de carburantes son de dos céntimos por litro.

Esta cifra supone una octava parte del margen que acuña el superregulador al sector en sus informes mensuales y que ha sido criticada públicamente por el ministro José Manuel Soria.

La Asociación de Operadores Petrolíferos (AOP) -patronal empresarial- cifra en el 1,5% los márgenes de las petroleras sobre el precio final del carburante. Los otros 13 céntimos que les imputa el regulador corresponden a costes de las estaciones de servicio (tanques, personal…) y al coste de transporte del producto por los oleoductos de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), según las empresas.

El comunicado de la AOP señala que el resto de costes que componen el PVP de la gasolina y del gasóleo está ligado a la cotización internacional de ambos productos (39% y 43%, respectivamente) o a impuestos.

La patronal de las petroleras denuncia que entre 60 y 70 céntimos por litro de carburantes se dedica a pagar tributos, ya sean el IVA o los Impuestos Especiales estatales y autonómicos.

Repsol y Cepsa, los dos grandes operadores con una cuota del mercado conjunta del 50%, han lanzado recientemente sus propias ‘marcas low cost’ para reducir algunos costes en la venta de carburantes y abaratar precios, en un intento de competir contra los surtidores de los grandes hipermecados y las marcas blancas.

Fuente: elmundo.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn