La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha anunciado el lanzamiento de su primera compra colectiva de carburante, indicó la asociación en la convocatoria de presentación de esta iniciativa.

La asociación, que se apoyará en la web ‘quieropagarmenosgasolina.org’, señala que la iniciativa surge ante una situación en que los precios de los carburantes sufren variaciones “que no siempre responden a la evolución de los precios del petróleo”.

Además, subraya que las medidas, recomendaciones y multas para buscar más competencia en el mercado “han surtido poco efecto y los consumidores españoles tienen difícil conseguir ahorros”.

De esta manera, la OCU sigue los pasos que ya aplicó en los últimos años en otros productos energéticos como electricidad y gas, donde llevó a cabo también compras colectivas en busca de abaratar estos servicios para los consumidores.

En los últimos tiempos, la asociación ha denunciado que el “efecto cohete”, por el que los precios de los carburantes suben “inmediatamente” después de hacerlo los del petróleo, había regresado a los surtidores.

Según la asociación, esta velocidad en el traslado de las subidas del petróleo a los carburantes, conocida como “efecto cohete”, contrasta con la lentitud en el traslado de las bajadas, conocida como “efecto pluma”.

A este respecto, el Gobierno ha anunciado medidas para intentar fomentar más la competencia en el mercado de los carburantes que se incluirán en el proyecto de Ley de Hidrocarburos.

Así, según consta en las enmiendas registradas por el PP en el Congreso al proyecto de ley, los grandes operadores petroleros no podrán copar más del 30% de las ventas minoristas anuales en cada provincia a partir del 1 de julio de 2016, con la intención de repartir la cuota de mercado de forma “más justa”.

Ya desde julio de 2013 los mayoristas propietarios, gestores directos o indirectos, o con contratos de exclusividad de más del 30% de las gasolineras no pueden incrementar el número de sus estaciones de servicio ni firmar nuevos contratos de exclusividad, aunque sí pueden renovar los existentes incluso aunque eso signifique superar ese porcentaje.

Pero para fomentar más la competencia, se busca vincular ahora también los límites a las ventas, de modo que superar el 30% de ventas anuales en la provincia también impedirá hacerse con nuevas instalaciones, independientemente de que con ello no se aumente el número total de gasolineras.

Fuente: cincodias.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn