La estación de servicio de San Caetano es la primera de Santiago que cuenta con GLP o autogás, el combustible alternativo de uso más extendido. En Compostela se cree que hay en torno a 250 automóviles que usan este carburante, que representa un coste más barato y un menor impacto medioambiental. A nivel gallego las cifras estimadas son de 1.500 vehículos y 14 estaciones de servicio repartidas por las cuatro provincias.

Hasta el momento ninguna gasolinera compostelana proveía de autogás, y los vehículos que optan por este combustible tenían que acudir, por ejemplo, al Polígono del Tambre para poder repostar en la empresa Compostela de Gas, que posee un almacén para surtir a los «coches alternativos».

Sin embargo, desde hoy, estos vehículos ya podrán acudir a la estación de San Caetano. Al acto de inauguración acudieron el alcalde Ángel Currás, el presidente do Consello de Administración de Galuresa, Manuel Martínez, y el delegado territorial de GLP de Repsol en Galicia, César Joral.

La crisis, revulsivo para el autogás

La crisis está siendo un revulsivo para compartir la gasolina (no se elimina) con el GLP. En España ya son más de 25.000 los vehículos con autogás, una cifra que supera los 10 millones en Europa. Y es que, aparte de contaminar menos, el GLP es bastante más barato que la gasolina. El ahorro respecto a los combustibles convencionales se sitúa en torno a un 40%.

Fuente: lavozdegalicia.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn