La estación de servicio Galuresa, en A Rocha, será la primera de Santiago que cuente con GLP o autogás. Son aún pocos en España, en torno a 150, los surtidores que dispensan este servicio, que representa un coste más barato y un menor impacto medioambiental. En Galicia Vigo, A Coruña y alguna otra localidad ofertan autogás.

Galuresa solicitó a la Xunta de Galicia el permiso pertinente para montar el depósito de suministro de GLP, que estará instalado en las inmediaciones del río Vilar. El recipiente tendrá una longitud de 4,67 metros y un diámetro exterior de 1,20, y estará instalado en una estructura de hormigón de 7,50 metros por 4 al lado del cauce del Vilar.

Ninguna gasolinera compostelana provee ahora mismo de autogás, y los vehículos que optan por este combustible tienen que salirse de las carreteras e ir al Polígono del Tambre. Allí, en la rúa de Boisaca, la empresa Compostela de Gas posee un almacén para surtir a los «coches alternativos».

Curiosamente, la crisis está siendo un revulsivo para compartir la gasolina (no se elimina) con el GLP. Por el momento hay que contar por miles los vehículos con autogás en España, pero en Europa superan los diez millones. Y es que, aparte de contaminar menos, el GLP es bastante más barato que la gasolina.  Entre gastar 1,42 euros por litro de gasolina y 0,74 de autogás hay diferencia, y a la larga la inversión resulta rentable, sobre todo si uno utiliza mucho el automóvil.

El hecho es que el autogás es el combustible alternativo que más se usa en el planeta. Hay quien va más allá y emplea gas natural comprimido, pero ahí los conductores no hallarán surtido ni en Santiago ni en Galicia.

Fuente: lavozdegalicia.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn