Y sigue subiendo hasta aproximarse peligrosamente a la barrera del euro y medio por litro. Es la gasolina, claro. De acuerdo con los últimos datos publicados ayer por el boletín petrolero de la Unión Europea -que recopila datos cada semana del precio de los carburantes en todos los países miembros-, el litro de ese combustible es ahora un 1,4 % más caro que hace una semana y cuesta una media de 1,498 euros. Se acerca al máximo histórico de 1,522 euros el litro alcanzado a finales de agosto. Repostar ahora gasolina es un 10 % más caro que en enero y un 13,9 % que hace un año.

El gasoil -carburante usado por el 80 % de los coches en España- sigue esta estela alcista y en la última semana se encareció un 0,7 % y cuesta ya 1,428 euros el litro. Esto es un 6,8 % superior al precio marcado en enero y está un 12 % por encima del de la misma semana del 2011. A finales de agosto alcanzó el máximo histórico de 1,444 euros.

Los datos que ofrece el boletín europeo son una media y es posible encontrar estaciones de servicio con las tarifas más bajas. Así, una gasolinera del polígono de A Gándara, en Ferrol, mantiene los precios más bajos de la comunidad al vender el litro de gasolina a 1,426 y el de gasoil a 1,360 euros. En los puestos de cabeza del ránking de las estaciones más asequibles por provincias -disponible con precios diarios actualizados en la página web del Ministerio de Industria- suelen figurar establecimientos de las llamadas marcas blancas, es decir, no pertenecen a las principales petroleras del país.

La gasolina cuesta de media en Europa algo más que en España (1,659), así como gasoil (1,524 euros el litro). Pero el resultado se invierte si se comparan los precios de los dos carburantes más usados antes de impuestos. Así, según el boletín petrolero europeo, en este caso, la gasolina cuesta 0,775 euros el litro en España, frente a los 0,749 euros en la media de la UE y los 0,757 euros en la zona euro, mientras que el gasoil cuesta 0,812 euros el litro, frente a los 0,795 euros en la UE.

Informes recientes de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) y de la Comisión Nacional de la Energía -encargados por el Gobierno a fin de investigar los vaivenes inexplicables de los precios de los carburantes- constatan que en España existe escasa competencia, pese a que se trata de un mercado teóricamente liberalizado. La CNC, de hecho, asegura que tres petroleras controlan el negocio nacional y destaca las trabas para las nuevas operadoras. También subraya que las petroleras han aumentado sus márgenes un 20 % del 2007 al 2010, extremo que niega la patronal. El ministro de Industria, José Manuel Soria, prevé adoptar medidas para reducir precios.

Fuente: lavozdegalicia.com
Fuente (img): intereconomia.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn