El BCE anunció por sorpresa la semana pasada un recorte del precio oficial del dinero hasta un histórico 0,05%. Draghi dio así el pistoletazo de salida a su plan de estímulo, que consistirá en la compra de activos titulizados y bonos garantizados.

Pero estas medidas de estímulo traerán también daños colaterales a algunos sectores. Los analistas a los que ha tenido acceso El Confidencial Digital explican que, al bajar el tipo de cambio del euro, los productos de los países de la eurozona bajarán sus precios frente a los que tienen como referencia el dólar.

Esta circunstancia tendrá una consecuencia menos positiva para las empresas que adquieren su materia prima en dólares, como es el caso, por ejemplo, de las petroleras.

La gasolina se encarecerá unos 7 céntimos

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que el plan de estímulo del BCE se traducirá en una subida próximamente de los precios de los combustibles. Motivo: el petróleo también se compra en dólares.

Los cálculos que se manejan en el sector apuntan ahora mismo a un incremento cercano al 0,5% en las próximas semanas, por el que los consumidores tendrán que pagar unos 7 céntimos más.

Los precios del litro de gasolina y de diésel comenzaron ya a encarecerse desde la semana pasada, retomando la senda de subidas tras el descenso que registró en los últimos días de agosto.

Fuente: elconfidencialdigital.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn