El precio de los carburantes se ha encarecido de nuevo durante los últimos días, con lo que la gasolina ha subido ya un 15,1% en lo que va de año, tras encadenar 17 semanas al alza, situándose en sus niveles más altos desde octubre de 2014. Mientras, el diésel se ha encarecido un 11,3%.

Con ello, según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea, con respecto a hace un año, tanto el diésel como la gasolina son un 5,6% más caros.

En concreto, el precio de la gasolina se sitúa esta semana en los 1,358 euros por litro, un 0,3% más cara que hace una semana, cuando costaba 1,354 euros. En el caso del gasoil, el precio de esta semana es de 1,258 euros por litro, un 0,08% más que los 1,257 de la última referencia. En su caso, el precio es el mayor desde noviembre del año pasado.

Con los precios de la última semana, llenar un depósito de 55 litros de gasolina cuesta 74,69 euros, 22 céntimos más que hace una semana, mientras que un depósito de un vehículo de gasóleo conlleva un gasto de 69,19 euros, cinco céntimos más que en la referencia anterior.

El importe medio de ambos carburantes en España sigue por debajo tanto de la media de la Unión Europea como de la zona euro. En la última semana, en la UE-28 el precio de la gasolina se situó en 1,487 euros por litro, mientras que el del diésel lo hizo en 1,382 euros. Asimismo, en la zona euro el precio de venta al público del litro de gasolina se fijó en 1,532 euros por litro y el del gasoil en 1,377 euros.

Fuente: 20minutos.es