Castilla y León se encuentran entre el grupo de comunidades autónomas donde más diferencia de precio encuentran los consumidores entre repostar gasolina un lunes o hacerlo durante el fin de semana. Se trata del denominado ‘Efecto lunes’, caracterizado por el descenso del precio de los carburantes al comienzo de la semana y que en Castilla y León llega a diferencias de hasta tres céntimos el litro de carburante, tal y como ha detectado en un informe la Comisión Nacional del Mercado de la Energía.

La Comunidad se encuentra, junto con Baleares, La Rioja, Madrid, Galicia, Asturias y País Vasco, en el grupo de regiones donde esta diferencia de precio se da con mayor intensidad. Así, comparado con el conjunto nacional, en el 39 por ciento de los lunes donde desciende el precio en Castilla y León del gasóleo, lo hace por encima del descenso nacional, mientras que en un 44 por ciento de los casos es igual la rebaja en el precio del carburante y en un 17 por ciento inferior.

Si se compara el precio de la gasolina, el porcentaje en el que el carburante presenta una diferencia de precio mayor es del 57 por ciento de los lunes, frente al 24 por ciento de los casos en los que es igual y del 19 donde es menor, según el citado informe de la Comisión Nacional de la Energía.

Y es que, según este estudio, en España la diferencia de precios entre el fin de semana y los lunes se da en el 80 por ciento de los casos, es decir, que la gasolina y el gasóleo bajan de precio un 80 por ciento de los lunes del año, al menos, según este informe del año 2012.

En el caso de Castilla y León, la frecuencia se situó en el 85 por ciento en el caso del gasóleo y del 78 en la gasolina, igual cifra que la media nacional en el primero y por debajo del 81 por ciento de España en la gasolina, que demuestra diferencias entre el cambio de precio entre gasolina y gasóleo. Las comunidades que más se distancian son Aragón y Navarra, donde esto sucede en menos ocasiones que el resto de zonas, en concreto en el 78 y el 74 por ciento de los lunes.

El informe señala también que las comunidades que presentan un mayor efecto lunes son aquellas en las que el precio antes de impuestos es superior a la media nacional y donde Repsol ostenta una cuota de mercado superior al 40 por ciento y que junto con Cepsa copan más del 50 por ciento.

En concreto, en Castilla y León Repsol es el operador que ostenta una mayor cuota de mercado en número de puntos de venta (42 por ciento), seguido de Cepsa, con un 15 por ciento; Galp, con un cuatro por ciento; Esergui, con un tres; el resto con un ocho por ciento y un 28 por ciento de puntos de suministro independientes.

Mientras, en España, Repsol copa el 39 por ciento; seguido de Cepsa (16 por ciento); BP-Galp (siete por ciento); Disa (cuatro por ciento), resto de oferta (ocho por ciento) e independientes (29 por ciento).

Por lo tanto, según argumenta este informe, tras analizar la intensidad y la frecuencia como la distribución de las cuotas de mercado parecer ser “dos factores” determinantes de la intensidad del efecto lunes. Cuanto mayor es la concentración de mercado y el nivel de precios antes de impuestos, mayor es la intensidad del efecto lunes.

Por otra, todas las comunidades que presentan la misma frecuencia pero distinta intensidad refleja un mercado de competencia imperfecta, según la cual la referencia de precios la establece el operador o grupo de operadores más grandes y el resto de estaciones del entorno se verían forzadas a seguir la estrategia dominante, pero con caídas de precios los lunes de magnitud inferior, condicionados por unos márgenes más estrechos.

Fuente: leonoticias.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn