En los últimos años repostar se ha convertido en casi un lujo, pero hay zamoranos que sufren más que otros los aumentos del precio de los combustibles que se vienen experimentando en los últimos años.

En concreto, y analizando sólo los surtidores de la capital, los conductores pueden encontrar diferencias notables, de hasta once céntimos por litro en el caso del gasóleo A, siete céntimos si se trata de gasolina de 95 octanos y 6,7 céntimos en el caso de la gasolina de 98.

Según los datos oficiales que elabora el Ministerio de Industria de acuerdo con la información que recibe casi diariamente de los distintos surtidores el precio del gasóleo A, el que utilizan los vehículos diesel, más barato de la capital era a fecha del pasado domingo 1,318 euros por litro. La diferencia con el lugar dónde más caro se vende el gasóleo es de 0,111 euros pues en algunos surtidores se comercializó a 1,429 euros el litro. Para valorar realmente el impacto de la diferencia de precios lo mejor sería traducir estas cifras a lo que realmente cuesta repostar en un vehículo con capacidad para, por ejemplo, 60 litros. En el caso de llenar el depósito resultaría una diferencia de 6,6 euros, cantidad que se duplicaría hasta los 13,2 euros en el caso de que se llene el tanque dos veces al mes. Un hipotético conductor que reposte gasoil dos veces al mes en el surtidor más caro durante un año gastaría, de media, 158,4 euros más que otro que lo hiciera en el lugar donde resulta más barato.

Aunque el caso del diesel es el más evidente los demás tipos de combustible utilizados por los automóviles no se libran de estas significativas diferencias. La gasolina de 95 octanos se vendió como precio mínimo a 1,428 euros durante el pasado domingo y a 1,498 como tope, lo que refleja diferencias de 7 céntimos por litro. Esto se traduce en variaciones de hasta 4,2 euros por depósito -tomando como referencia uno de sesenta litros de capacidad- que aumentarían hasta los cien euros anuales suponiendo que un conductor reposte siempre en el lugar más caro dos veces durante un año y tomando como referencia a otro que lo haga en el lugar más barato de la ciudad. Si se trata de gasolina de 98 octanos las diferencias anuales bajo los mismos supuestos ascendería hasta los 96,5 euros, lo que refleja que en este último tipo de combustible es donde los precios permanecen más equilibrados entre surtidores y que en el caso del gasóleo es donde más variaciones existen.

Fuente: laopiniondezamora.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn