La penetración del AutoGas en el mercado español representa una oportunidad para el segmento de vehículos nuevos y usados a gasolina, que pueden ser transformados a ‘bifuel’ (AutoGas+gasolina), en cualquier servicio técnico oficial, si cuenta con la homologación exigida. Aunque su introducción es reciente, el crecimiento que registra este combustible en España, tanto en vehículos como en consumo, muestra su progresiva aceptación, y un previsible aumento de la demanda.

De 5.000 a 11.000 vehículos

Frente a los cerca de 5.000 vehículos que había en España con AutoGas en 2011, a finales de 2012 la cifra del parque supera los 11.000. La cifra aún está lejos de los cientos de miles que existen en Francia, Alemania o Italia, pero con incrementos interanuales del 100% como el del último año, el mercado español de AutoGas atrae la atención de los concesionarios y sus servicios técnicos oficiales.

El crecimiento que está registrando el mercado de AutoGas en España es una oportunidad tanto para los distribuidores de carburantes como para la industria del automóvil. Las principales marcas del sector cuentan entre su oferta con varias motorizaciones ‘bifuel’ de AutoGas y gasolina.

Un buen ejemplo de esta oferta creciente de los fabricantes e importadores es la lista de vehículos AutoGas que pueden optar al plan de ayudas del Programa de Incentivos a Vehículos Eficientes (PIVE), puesto en marcha por el Gobierno y la industria del automóvil, y en la que hay siete fabricantes (Seat, Skoda, Renault, Opel, Fiat, Dacia y Alfa Romeo), con 24 motorizaciones distintas para AutoGas, que pueden recibir los 2.000 euros de ayuda.

Junto a los incentivos estatales están los que promueven otras administraciones regionales o locales para fomentar su uso y contribuir a la renovación y consecución de un parque automovilístico más eficiente y menos contaminante. Es el caso de los descuentos en el impuesto municipal de vehículos que aplican ayuntamientos como el de Madrid (75%) o el de A Coruña (50%), entre otros. Otro ejemplo es el de la Generalitat de Cataluña, que aplica descuentos en los peajes catalanes a los vehículos AutoGas.

Cien estaciones de Repsol al año

Este interés público se debe a las ventajas medioambientales y económicas que lleva aparejadas. El AutoGas es una herramienta muy efectiva en la mejora de la calidad del aire urbano y la lucha contra el efecto invernadero, gracias a sus bajas emisiones de partículas, NOx y CO2. Además, a nivel económico, AutoGas representa un ahorro medio en coste por kilómetro de un 20%, supone menores costes de mantenimiento del vehículo al requerir cambios de aceite más espaciados y el motor tiene mayor duración, debido a la combustión más limpia.

Para responder a este creciente interés, Repsol ha iniciado una política de expansión de puntos de suministro de AutoGas, que le permite ofrecerlo actualmente en más de 120 estaciones de servicio en toda España, y que seguirán aumentando a un ritmo de unas cien anuales hasta 2015.

Esta estrategia empieza a ser secundada por otros operadores, por lo que algunas previsiones cifran unas 1.000 las estaciones con AutoGas en el mercado español a finales de 2015. Una disponibilidad creciente tanto en punto de suministro como en oferta de vehículos; unas condiciones económicas interesantes que se suman a los incentivos aparejados a sus ventajas medioambientales, y la opción de convertir un automóvil con motor de gasolina a ‘bifuel’ con AutoGas, hacen que este combustible esté cada vez más presente en las estrategias comerciales de los fabricantes, y represente una oportunidad de mercado tanto para los concesionarios como para sus servicios técnicos oficiales.

Fuente: faconauto.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn