Los niveles de contaminación en la ciudad de Madrid por dióxido de nitrógeno (NO2), sustancia química que procede fundamentalmente de la combustión de los motores diésel de los coches y las calefacciones, siguieron bajando en mayo por segundo mes consecutivo desde que se puso en marcha Madrid Central el pasado 30 de noviembre.

De esta forma, el valor medio registrado en las 24 estaciones de la red de medición municipal fue de 22 microgramos por metro cúbico de NO2 frente a los 29 del mismo mes del año anterior, según el último informe de la organización Ecologistas en Acción.

Tan solo las estaciones de Plaza Elíptica (44 mg/m3) y Escuelas Aguirre (43 mg/m3) superaron en mayo el valor límite anual de NO2 marcado por la legislación europea, que establece 40 microgramos por metro cúbico de media anual.

La organización ecologista concluye, a seis meses de la puesta en marcha de Madrid Central, que los datos de contaminación por dióxido de nitrógeno que ofrece la red de medición de la contaminación atmosférica de la ciudad de Madrid “indican de forma nítida que esta medida de limitación del tráfico ejerce un efecto positivo sobre la calidad del aire en la ciudad de Madrid”.

Fuente: 20minutos.es