La Comunidad de Madrid prevé alcanzar hasta el año 2020 una reducción de los principales contaminantes un 5% superior a lo que exige la normativa europea, según explicó su portavoz, Salvador Victoria, quien indicó que se invertirán durante ese periodo 81 millones de euros para que la reducción alcance el 20%.

El objetivo pasa por reducir un 20% las emisiones de óxido de nitrógeno, óxido de azufre, monóxido de carbono y partículas PM10, dijo Victoria, quien manifestó que esto supondría eliminar de la circulación 1,75 millones de coches, el equivalente a las emisiones de los vehículos de una provincia como Valencia.

Estos datos figuran en el informe sobre la Estrategia de Calidad de Aire 2013-2020 elaborado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Señaló que este Plan Azul+ supone la “plasmación, con objetivos y medidas concretas, del compromiso del Gobierno regional para que el desarrollo económico de Madrid vaya acompañado de una calidad ambiental cada vez mayor y de una atmósfera cada vez más limpia”.

Señaló que este plan se alinea con los objetivos nacional y europeo en esta materia, contempla diferentes medidas establecidas de forma consensuada entre las diferentes administraciones y agentes implicados, y se divide de manera sectorial según los principales focos contaminantes en la región.

Victoria informó de que consta de 19 medidas en el sector del transporte, dado que el peso que representa en las emisiones de la Comunidad es determinante para la calidad del aire y para el cambio climático.

Indicó que, en este sentido, el Gobierno regional ha decidido mantener hasta 2020 la línea de ayudas puesta en marcha este mismo año para la renovación del sector del taxi por vehículos menos contaminantes, de forma que en un plazo de siete años toda la flota de la región estará integrada por taxis “limpios”, evitando la emisión de hasta 100 toneladas de NOx a la atmósfera tan sólo con esta medida.

A su juicio, uno de los logros más importantes del Plan Azul+ será mejorar la sostenibilidad ambiental de las actividades aeroportuarias, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero y gases contaminantes a la atmósfera del aeropuerto de Barajas, que representa el 6% de todas las emisiones de la Comunidad de Madrid.

Además, se reducirán hasta un 70% las emisiones de NOx en su importante planta de motores de cogeneración de Sampol con la instalación de un sistema de reducción catalítica.

Todas las medidas que se implantarán en el aeropuerto de Barajas supondrán reducir las emisiones equivalentes a una provincia como Soria.

AUTOPISTA GASIFICADA

Esta estrategia plantea además la implementación de una autopista gasificada entre Madrid y Valencia para el transporte eficiente de mercancías, de forma que a lo largo de toda esta autovía, con elevado tráfico de este tipo, estén garantizados los puntos de recarga de gas para favorecer los vehículos eficientes también en el transporte de mercancías.

También se promocionarán los vehículos menos contaminantes mediante acuerdos con fabricantes, y se promoverá el desarrollo de infraestructuras de recarga y repostaje de combustibles menos contaminantes (gas GLP y GNC) mediante el establecimiento de acuerdos con suministradores.

Asimismo, se implementarán medidas de incentivación fiscal en impuestos y tasas de competencia autonómica o municipal que fomenten el uso de vehículos que utilicen tecnologías y combustibles limpios.

Manifestó que el vehículo eléctrico es otra de las grandes apuestas de este Plan Azul+ , por lo que el Gobierno regional habilitará una nueva línea de ayudas para que se dote de al menos un punto de recarga a todos los municipios de más de 20.000 habitantes. Asimismo, se promoverá un acuerdo para que los vehículos eléctricos puedan circular por el carril Bus-VAO.

Dentro de la apuesta por los vehículos eléctricos o menos contaminantes, está previsto reservar plazas especiales para este tipo de coches en los aparcamientos disuasorios de la corona metropolitana, aeropuerto y estaciones de tren, Metro y Cercanías.

Además, en lo que respecta a los aparcamientos disuasorios, hasta el año 2020 se incrementarán las plazas en diversos puntos de la red de Metro y Cercanías por el Consorcio Regional de Transportes.

También se sustituirán los vehículos pertenecientes a flotas públicas por modelos que utilicen combustibles o tecnologías menos contaminantes, incluida la flota de autobuses interurbanos, que en el año 2020 tendrá al menos el 25% de sus vehículos eficientes.

Asimismo, la Consejería ha incluido otras siete medidas en el sector industrial, y 10 que afectan al campo residencial, comercial e institucional para fomentar el uso de combustibles limpios y la mejora de la eficiencia energética.

Fuente: telemadrid.es
Fuente (img): autocasion.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn