La Comunidad ha involucrado a ocho grandes empresas en la línea de ayudas con la que pretende incentivar la renovación progresiva de la flota madrileña de taxis convencionales de gasóleo por otros de bajas emisiones. Seat, Toyota, Renault, Endesa, Repsol, Bosch, IBIL y Gas Natural Fenosa añaden así sus incentivos a los ya aportados por el Gobierno regional, que ha destinado un millón de euros a esta medida pionera en España.

Los taxistas recibirán entre 1.000 y 6.000 euros de ayuda, en función del rango de emisiones de los vehículos.“Es fundamental la colaboración entre la Administración y el sector empresarial para fomentar el uso de vehículos menos contaminantes, y esto adquiere especial relevancia cuando hablamos de grandes flotas que realizan cada día miles de desplazamientos por nuestra región. Operar sobre ellas tiene un efecto directo e importantísimo en la mejora de la calidad del aire de la Comunidad”, ha manifestado el presidente regional, Ignacio González, durante un acto celebrado en el Circuito del Jarama para presentar este paquete de ayudas.

La renovación progresiva de la flota de taxis de aquí al 2020 es una de las grandes apuestas de la nueva Estrategia de Calidad del Aire y Cambio Climático, el llamado Plan Azul+. Dentro de ese Plan y en una plazo de siete años toda la flota de la región estará integrada por taxis “limpios”, evitando la emisión de hasta 100 toneladas de NOx a la atmósfera tan sólo con esta medida. Además, la Comunidad habilitará una nueva línea de ayudas para que se dote de al menos un punto de recarga de vehículo eléctrico en todos los municipios de más de 20.000 habitantes.

Nuevas ayudas
Las ayudas que se añaden a las ya aportadas por la Comunidad incluyen las de tres grandes compañías automovilísticas: Seat, Toyota y Renault. Seat realizará una aportación adicional de 500 euros para la adquisición del modelo Altea XL GLP; Toyota realizará, durante el periodo en el que estén vigentes las ayudas, un descuento del 13,5% en el modelo Toyota Prius y un descuento del 10% en el modelo Toyota Prius Plus; y Renault, por su parte, aportará 500 euros para la recarga del vehículo eléctrico en cualquiera de sus concesionarios.

Endesa financiará el coste de la instalación de carga vinculada al vehículo eléctrico en 18 meses sin intereses. Esto incluiría el punto de recarga y la instalación eléctrica en su vivienda o parking habitual donde cargaría el vehículo. Repsol aportará 500 euros para aquellos que opten por tecnología GLP. La empresa Bosch pondrá a disposición de los vehículos enchufables los puntos de recarga ubicados en sus instalaciones. Y para los solicitantes que apuesten por la tecnología de Gas Natural para Vehículos, Gas Natural Fenosa suministrará un bono de combustible de 1.000 euros.

A día de hoy, los taxis son responsables de alrededor del 14% de las emisiones de NO2 de Madrid y su corona metropolitana, lo que explica el interés de operar sobre este sector y de favorecer la progresiva implantación de vehículos que cumplan la norma EURO VI, híbridos enchufables, eléctricos puros o que utilicen combustibles alternativos, como el gas licuado del petróleo (GLC) o el gas natural comprimido.

En 2010 el parque móvil en la región alcanzó un total de 4,3 millones de vehículos (43% gasolina y 56,9% gasoil), lo que supone un ratio de 680 vehículos por cada 1.000 habitantes. En el caso de la Comunidad de Madrid, el sector del transporte por carretera es responsable del 45% de la emisiones totales de CO2 y del 68% de las emisiones totales de NO.

Fuente: eldigitaldemadrid.es
Fuente (img): autocasion.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn