La Comunidad ha pedido a los Ayuntamientos de la región que se involucren de forma activa en la mejora de la calidad del aire realizando planes para conseguir este objetivo, que tendrán que estar listos antes del 31 de diciembre de este año.

Según ha informado el Gobierno regional en un comunicado, la Consejería de Medio Ambiente, dirigida por Borja Sarasola, se ha reunido con los ayuntamientos de más de 100.000 habitantes (que representan el 74,1% de toda la población de la Comunidad) y con los de más de 20.000.

Con ellos se ha abordado una evaluación de la calidad del aire en el año 2013 en todos los municipios, y se les ha mostrado la Guía para la Elaboración de Planes Locales de Calidad del Aire, manual realizado por la Consejería que contempla qué debe contener el plan, cómo afrontar su realización, los objetivos a conseguir y la batería de medidas a implementar para conseguirlos, así como el seguimiento a realizar del mismo.

Para poder llevarlos a cabo la Comunidad ha ofrecido apoyo técnico a los ayuntamientos durante todo el proceso de desarrollo de sus respectivos planes, que tendrán que estar listos antes del 31 de diciembre.

Además, la Consejería ha dado detalles a los ayuntamientos de la nueva Estrategia de la Comunidad de Madrid 2013-2020, el Plan Azul+, que tiene como objetivos conseguir hasta el año 2020 una reducción de los principales contaminantes un 5% superior a lo que exige la normativa europea, o lo que es lo mismo, reducir un 20% las emisiones de óxido de nitrógeno, óxido de azufre, monóxido de carbono y PM10.

Unas cifras que supondrían eliminar de la circulación 1,75 millones de coches, el equivalente a las emisiones de los vehículos de una provincia como Valencia.

Formado por 57 medidas organizadas en distintos ejes de actuación sectorial u horizontal en el transporte, industria, residencial, comercial e institucional o en la agricultura y el medio natural, el Plan Azul+ hace mayor hincapié en las medidas del sector del transporte, en el que se concentran las principales fuentes de emisión en la región.

Entre muchas otras medidas la Comunidad ha creado una la línea de ayudas para la renovación de los vehículos del sector del taxi por otros menos contaminantes, de forma que en un plazo de siete años toda la flota de la región estará integrada por taxis “limpios”, evitando la emisión de hasta 100 toneladas de NOx a la atmósfera.

De igual modo, se pretende implentar una autopista gasificada entre Madrid y Valencia (la A-3 es la autovía con mayor tráfico de vehículos de mercancías en la región) para el transporte eficiente, de forma que a lo largo de toda ella se garantice la existencia de suficientes puntos de recarga de gas para favorecer los vehículos eficientes también en el transporte de mercancías.

También se promocionarán los vehículos menos contaminantes mediante acuerdos con fabricantes, y se promoverá el desarrollo de infraestructuras de recarga y repostaje de combustibles menos contaminantes (gas GLP y GNC) mediante el establecimiento de acuerdos con suministradores.

Fuente: lavanguardia.com
Fuente (img): abc.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn