En un esfuerzo por contribuir en la reducción de los niveles de contaminación atmosférica y mejorar las condiciones medioambientales de todos los países miembros de la UE, la Comisión Europea ha declarado este año 2013 como el “Año del Aire”. Por este motivo, los gobiernos europeos están llamados a adoptar estrategias que les permita cumplir sus objetivos de reducción de los niveles de contaminación, abogando por energías limpias y sostenibles.

Así, los Gases Licuados (Butano, Propano y Autogas) se plantean como una alternativa eficiente y respetuosa con el medio ambiente. Según José Luis Blanco, director general de la AOGLP (Asociación de Operadores de Gases Licuados del Petróleo), “los GLP`s son sinónimo de eficiencia y sostenibilidad, en ese sentido, su presencia en el mix energético, tanto en España como en Europa, contribuirá en la reducción de los niveles de contaminación, lo que sin duda repercutirá en una mejora de la salud humana y del medio ambiente, gracias a sus bajos índices contaminantes”.

De hecho, su uso reduce la presencia de partículas y gases contaminantes que causan efectos secundarios tanto en la capa de ozono, como en la salud humana. Durante su combustión, los gases licuados generan aproximadamente un 15% menos de emisiones de CO2 que los combustibles tradicionales, así como un 96% menos de NOx (Óxido de Nitrógeno), lo que convierte al GLP en una energía mucho más respetuosa con el medio ambiente. Además de sus ventajas medioambientales, la flexibilidad y eficiencia de los gases licuados permiten una gran variedad de usos (doméstico, industrial, agricultura, automoción, etc.) y la posibilidad de cubrir con eficiencia las necesidades energéticas en cualquier parte de la geografía española, especialmente aquellas zonas fuera de la red de gas (90% del territorio español, 20% de la población).

Una conducción limpia

En el ámbito automovilístico, el Autogas (GLP para automoción) es el combustible alternativo más utilizado en el mundo (más de 21 millones de automóviles funcionan ya con este combustible, 11.000 en España) y supone un descenso de las emisiones de NOx en un 68%, de partículas contaminantes en un 99% y del 15% de las emisiones de gases de efecto invernadero frente a otros combustibles tradicionales.

De hecho, un estudio de la Asociación Europea de GLP, desvela que su implantación en el 10% del parque europeo antes de 2020, podría evitar la emisión de 350 millones de toneladas de CO2 y ahorraría a las autoridades europeas una cifra aproximada de 20.000 millones de euros en daños a la salud y el medioambiente, ocasionados por los gases contaminantes, ya que las partículas en suspensión procedentes especialmente del tráfico y demás sustancias contaminantes pueden llegar a ocasionar graves problemas de salud, incluso a reducir la esperanza de vida.

El reconocimiento de la Comisión Europea y sus virtudes económicas y medioambientales, hacen que en nuestro país el Autogas también se vaya reafirmando como alternativa sostenible. Tal es así, que ha sido catalogado con la etiqueta de máxima eficiencia energética (4+) según el Plan de Calidad del Aire, creado por el Gobierno español.

Fuente: acceso.com
Fuente (img): faconauto.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn