De los 2.585 vehículos nuevos vendidos hasta el 26 de julio en Galicia, 1.414 tienen motor a gasolina y 960 son diésel. El desplome del mercado se confirma con una caída de las matriculaciones de los vehículos a gasoil del 23 %, mientras que los coches a gasolina incrementaron un 65,6 % su demanda.

El proceso parece ya imparable. España, un país dieselizado y Galicia, que hasta ahora lo era todavía más, han dado un vuelco al consumo. Hasta hace un par de años, siete de cada diez coches nuevos se movían con gasoil. Son más caros que los de gasolina, pero llenar el depósito cuesta menos.

El fraude de las emisiones de más de 11 millones de vehículos fabricados por el grupo Volkswagen, el famoso dieselgate, hizo caer el mercado. Pero el desplome se ha acentuado en lo que va de año, y amenaza con un hundimiento absoluto de este segmento a partir del 1 de enero del 2019, cuando el Gobierno que preside Sánchez decrete la subida del gasoil 9,55 céntimos de euro por litro para equipararlo a la gasolina.

Además de razones medioambientales, existe un claro afán recaudatorio en esta medida, con una impacto en las arcas públicas que el Gobierno estima en 2.100 millones de euros al año.

Golpe irreversible

Para los fabricantes, esta nueva fiscalidad supone un golpe irreparable al mercado de este tipo de vehículos; y ante el escenario que se les presenta, ya han comenzado a reprogramar sus producciones en función de un fuerte incremento de la demanda de la principal alternativa al gasoil. En realidad ya se está produciendo. «Las ventas de coches de gasolina se ha disparado un 30 % en lo que va de año», apuntan desde Faconauto, la patronal de los concesionarios, que asegura que este vuelco es patente en particulares y empresas, y de manera especial, en las del sector del renting.

Anfac, la patronal de los fabricantes, explica que no todos los coches propulsados por este carburante son igualmente contaminantes. De hecho, uno de los principales problemas relacionados con las emisiones proviene del envejecimiento del parque automovilístico. En el territorio nacional, envejece año tras año, y en Galicia ya supera los 12 años de media. «Un diésel Euro 6 [normativa comunitaria en vigor] contamina menos que 10 coches diésel de hace 10 años», dice el sector.

Fuente: lavozdegalicia.es