Barcelona será la ciudad de salida de la vuelta a España que un Ford Fiesta con motor que utiliza GLP va a dar en las dos próximas semanas para demostrar que este combustible es compatible con la movilidad sostenible.

Para ambas empresas, la utilización de gas licuado de petróleo o Autogas ofrece una solución real e inmediata a la necesidad de reducir emisiones. Para demostrar la eficacia de este combustible alternativo, desde Barcelona se iniciará este recorrido de un total de 3.316 kilómetros y que terminará el 27 de este mes. El Ford Fiesta GLP Tour hará paradas en Bilbao, Oviedo, Coruña, Valladolid, Ciudad Real, Sevilla y Valencia, para finalizar en Madrid.

En cada etapa se repostará en una de las más de 400 estaciones de servicio que Repsol tiene en las principales vías de todo el territorio peninsular, más del 60% del total. Al final de cada jornada se hará un recuento de kilometraje, tiempo total y de repostado, consumos y eficiencia del vehículo, para demostrar las ventajas del AutoGas como alternativa real y sostenible, disponible en todo el territorio y apta para cualquier recorrido, más allá de las grandes ciudades, y con una amplia autonomía.

El modelo elegido para el tour es un Ford Fiesta GLP que instala un motor EcoBoost 1.1 PFi de 75 caballos y con una caja de cambios de 5 velocidades. Monta dos depósitos, uno de GLP de 33,6 litros y otro de gasolina, con 42 litros, que le otorgan la etiqueta ECO de la DGT por bajas emisiones. Este Ford Fiesta GLP cuenta con una autonomía de hasta 400 kilómetros con el depósito de AutoGas, al que hay que sumarle la adicional del depósito de gasolina, lo que permite superar los 1.000 kilómetros sin repostar.

Con esta iniciativa Repsol quiere demostrar que el AutoGas es una alternativa real para la movilidad de hoy. Además de ser una solución que ofrece una gran autonomía, existe una amplia red de estaciones de servicio donde repostar y por ello se puede cruzar la Península de punta a punta solo con este combustible y atender a las necesidades de un parque de automóviles con AutoGas dos veces mayor del que existe hoy.

El AutoGas o GLP para automoción es el carburante alternativo más utilizado en el mundo, con prestaciones similares a las de los combustibles tradicionales, pero con muy bajas emisiones, ya que reduce las emisiones de NOx en un 68% y hasta en un 100% las de partículas respecto a los combustibles convencionales, contribuye a minimizar el efecto invernadero al disminuir en un 14% las emisiones de CO2 y los niveles de ruido en un 50%. En todo el mundo circulan hoy más de 26 millones de vehículos con AutoGas o GLP para automoción. De ellos, 15 millones están en Europa y 107.038 en el mercado español.

El crecimiento de matriculaciones en el país durante el último año ha sido exponencial, en línea con otros mercados europeos: un 360% en 2018 respecto a 2017, con un total de 19.664 vehículos de AutoGas, frente a los 4.276 del año anterior. Y las cifras correspondientes a los diez primeros meses de 2019 (23.133) ya sobrepasan al total de todo el año anterior. En España ya se han instalado surtidores en 670 estaciones de servicio y Repsol lidera el mercado con más de 400 que ofrecen este carburante alternativo.

Fuente: larazon.es