Fiat y Repsol han firmado un acuerdo de colaboración con el propósito de incrementar en España el uso de automóviles alimentados con AutoGas (denominación comercial) o GLP (Gas Licuado del Petróleo), que en la actualidad es el más bajo de Europa, que cuenta con una media de parque del 3%, mientras que en nuestro país apenas llegamos al 0,01%.

La firma ha contado con el consejero delegado de Fiat Group Automobiles Spain, Luca Napolitano, y el director ejecutivo de GLP de Repsol, José Manuel Gallego, y es la primera vez que la compañía petrolera rubrica una alianza estratégica con un fabricante y lo hace con Fiat, líder en Italia, donde circulan más de medio millón de coches de sus marcas, con este combustible y porque en España, su grupo cuenta con la gama GLP más amplia, con once modelos de las marcas Alfa Romeo, Fiat y Lancia.

El uso de AutoGas ofrece un ahorro medio del 20% respecto a los combustibles convencionales, contribuye a reducir las emisiones contaminantes y el incremento de sobreprecio sobre el mismo coche de gasolina se compensa en solo 2 años.

Repsol dispone en la actualidad de 150 estaciones capaces de suministrar GLP y se compromete a montar otras 100 de aquí al año 2015.

En el acto de presentación del acuerdo ambas compañías han solicitado a la Administración una mayor ayuda para este tipo de vehículo, por encima de las que tienen ahora los vehículos los diesel y gasolina de bajas emisiones, con el argumento de que se trata de una alternativa aún más eficiente que cualquier de ellas, con una reducción de las emisiones que puede superar el 60 % frente a los carburantes tradicionales y la experiencia del resto de países europeos, que hace años apostaron por este combustible.

Fuente: abc.es