La Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto) estima que las ventas de coches se situarán el próximo año en un nivel similar al de 2012, en torno a 700.000 unidades, si bien podrían bajar hasta unas 650.000 unidades si no se renueva el Plan PIVE de incentivos a la compra.

Así lo ha asegurado el presidente de la patronal de los concesionarios, Jaume Roura, quien, en un encuentro con los medios, ha hecho hincapié en la necesidad de que el Gobierno mantenga “al menos” el próximo año los incentivos al achatarramiento y a la compra de vehículos, toda vez que el PIVE agotará su presupuesto previsiblemente en enero.

“O el Gobierno se da cuenta de que nos tiene que ayudar, o nos vamos todos al carajo”, manifestó Roura, quien indicó que alcanzar este año las 700.000 matriculaciones dependerá del último mes del año, pues faltan en torno a 52.000 unidades para conseguir ese objetivo.

Por su parte, el secretario general de Faconauto, Blas Vives, indicó que a medio plazo el objetivo debe ser recuperar un mercado de 1,2 ó 1,3 milones de matriculaciones al año, y para ello es necesario incentivar el crecimiento y el consumo. “Esto no sale adelante sólo con recortes, porque por la vía del recorte vamos a acabar con la clase media”, advirtió.

En otro orden de cosas, el presidente de Faconauto se refirió a la vertebración del sector del automóvil, y abogó por la creación de un foro en el que las principales asociaciones entiendan que comparten el mismo objetivo. Además, confirmó que está en estudio la posibilidad de crear una financiera para los concesionarios, tal y como avanzó en el congreso anual de la organización, aunque por el momento no han solicitado una ficha bancaria.

LIBRO SOBRE LA DISTRIBUCIÓN

En el encuentro, el catedrático de la Universidad de Jaén José Moyano presentó el libro ‘Determinantes de la Competitividad de los concesionarios de automoción en España’, que concluye que la distribución de vehículos supone el 1,3% del PIB nacional.

Moyano indicó que la distribución de automóviles es uno de los sectores más afectados por la crisis, como así reflejan las cuentas de resultados de los concesionarios, que han reducido su resultado de explotación medio desde 245.000 a 70.000 euros en el período comprendido entre 2005 y 2009.

De esta forma, el margen de los concesionarios de automóviles que operan en España ha bajado desde niveles de beneficios superiores al 4% de la facturación alcanzados en los años de bonanza hasta pérdidas del 1,5% en la actualidad.

Fuente: eleconomista.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn