El litro de gasolina en España en agosto antes de impuestos llegó hasta los 0,799 euros, ligéramente por debajo de los 0,819 euros de Dinamarca y cinco céntimos por encima de la media de los 27 países que conforman la Unión Europea, que se quedó en 0,749 euros, según la Comisión Nacional de la Energía (CNE), que realiza sus cálculos a partir de datos propios y del Boletín Petrolero de la Unión Europea.

¿El país más barato?

Gran Bretaña: 0,689 euros.

¿Y una vez incorporada la carga fiscal?

El informe confirma que los precios de venta al público que asumen los españoles siguen estando, aunque no nos lo parezca, por debajo de la media comunitaria.

En agosto pagamos la gasolina 95 a 1,489 euros, cuando en el conjunto de la Unión Europea la cifra llegó hasta 1,663.

Italia y Suecia encabezaron el ranking de países con la gasolina 95 más cara después de impuestos: 1,819.

¿El lugar de la UE más barato?

Rumanía: 1,287 euros.

España, en la parte media-baja de la tabla. En el puesto 16 de 27.

Pese a que el precio de venta en España es inferior a la media de la UE, la CNE constata, eso sí, que dicha diferencia se redujo entre 11 y 17 céntimos por litro en julio y agosto.

El informe atribuye el encarecimiento de los combustibles en agosto a las subidas registradas en los precios antes de impuestos.

Fuente: arteherramienta.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn